Compartir

¿Cuál es el secreto para asistir a una boda y ser el objetivo de todas las miradas, sin quitarle el protagonismo debido a la novia? Es la pregunta que todas nos hacemos cuando asistimos a uno de estos eventos. Queremos ser protagonistas de la fiesta, pero sin que nos miren con recelo por eclipsar el día de la verdadera protagonista. Conseguir esto es posible gracias a la sabia combinación entre elegancia y compostura, entre hermosura y saber estar. Y es que la educación no debe reñir con estar guapa, en ningún caso. La belleza y la educación deben ir de la mano para ganarle la partida a las envidias y a las malas lenguas.

Maquillaje para el rostro

Para empezar, debemos conocer los secretos de un buen maquillaje y adecuarlo a la ocasión. Uno de los primeros conceptos que hay que tener claro a este respecto, es que cuanto más recargado peor, que hay que conseguir elegancia y naturalidad, disimular los defectos y realzar las partes más bonitas. Como consejo para una boda, si sabes cómo va a ir maquillada la novia, elige unos colores distintos, tampoco opuestos, hay que evitar a toda costa cualquier tipo de comparación.

Antes de iniciar el maquillado, hay que hidratarse muy bien la piel del rostro y elegir el mejor maletín de maquillaje posible. Hay que evitar que la piel sufra el más mínimo daño, tanto por su sequedad como por la mala calidad de algunos de los productos de cosmética que existen en el mercado. Posteriormente, se aplicará un buen fondo de maquillaje que tenga un tono más o menos igual al color de su propia piel, a excepción de la zona de las ojeras, que deberá ser más claro que el resto, para que se puedan tapar correctamente. La mejor opción es el tono beige que va con todas las pieles, bien sean claras u oscuras. Tras la base se aplicarán polvos compactos que evitarán los brillos.

Después, debemos seguir nuestro propio instinto al ir aplicando capas y corrigiendo partes de nuestra cara, pero como habíamos dicho, nunca sobrecargando y sí potenciando de manera sutil los encantos naturales de cada mujer. 

Peinada para la boda

Para lucir esta parte de tu cuerpo, valen los mismos consejos en cuanto a saber estar frente a la novia y no elegir un peinado que compita con el suyo. El estilo que vas a elegir para asistir a tan importante evento, requiere un momento de tranquilidad y concentración. Lo mejor es mirar las tendencias de la moda para peinados de boda, conseguir buen material para el tratamiento del cabello a la hora de transformarlo sin dañarlo, elegir un alisador de pelo o planchas de pelo profesionales, con las que puedas trabajar cómodamente y con las que tu pelo no se vea perjudicado en lo más mínimo.

Los peinados de tendencia en estos momentos son:

  • De trenzas largas o de espiga.
  • Coleta baja.
  • Falso bob.
  • Moño alto.
  • Melena con corona de flores.
  • Melena ondulada.
  • Moño bajo.
  • Corona de trenza.
  • Recogido floral.

Con todos estos peinados lucirás con luz propia, y serás objeto de admiración, pero no serán tan elaborados como los de la misma novia. En cualquier caso, no olvides de utilizar planchas de pelo que sepan cuidar el cabello, una boda es un día, tu pelo es para siempre.

Un fotógrafo que sepa hacer su trabajo

Si cuidas estos dos puntos fuertes de tu imagen, sólo te quedará elegir con igual acierto el vestido y para esto, un único consejo, viste de corto siempre. De largo solo van las madrinas, las testigos, las hermanas de los novios y las amigas íntimas, si lo piden las novias. El resto de mujeres de una boda va de corto. Siempre. Sea la hora que sea del día.

Ahora sólo queda disfrutar del evento y esperar que el fotógrafo contratado sea un profesional y sepa captar los momentos más importantes y la belleza de sus invitadas e invitados. Si tienes dudas sobre la calidad, o te confiesan que no saben quién puede hacer los reportajes fotográficos de bodas de manera fiable, no lo dudes y adelántate sugiriendo al fotografo de bodas juanmahache.com.

Puede ser  incluso tu regalo de bodas, de este modo, quedarás de maravilla demostrando estar a la altura de semejante evento, colaborarás en su realización y te asegurarás salir en las fotos con todas las garantías que puede ofrecer un  realizador de fotografía profesional para bodas, de la calidad e imaginación de Juanma Hache.

Bodas temáticas

Todo cambia cuando la boda se hace en base a un gusto estético de los contrayentes. Es cada vez más recurrente el quitarle solemnidad a una boda clásica y convertirla en un momento festivo y divertido, transformando la etiqueta tradicional en un evento temático que dependerá de lo que los novios tengan a bien inventar.

A las bodas frikis en que cada asistente lleva un disfraz de superhéroe, o dependiendo de una festividad cercana o fecha importante, todos los invitados deben asistir con algún atuendo específico.

Ahora que se acercan las navidades, no es de extrañar encontrar bodas donde los contrayentes decidancomprar disfraces Navideños en MiDisfraz.com y que el novio lleve el Disfraz papá Noel. La diversión, sobre todo para los más pequeños, está asegurada y es un bonito regalo para estos niños que van a disfrutar, a su modo, de un evento normalmente asociado a los adultos.

Una fiesta de este tipo, en la que todos lleven Disfraces de Navidad, hará de la boda un punto y aparte en todo lo que seguramente hayan hecho o visto el resto de invitados. Marcando un punto de inflexión y haciéndola inolvidable. Además, realizar de este modo una boda predispone a todos los invitados a la diversión inmediatamente, a la alegría y a crear un momento mágico, más allá de las clásicas bodas llenas de sobriedad y seriedad.

Ofrece esta idea a la amiga que va a contraer matrimonio. Si la acepta te puedes encargar de organizar la fiesta, formando parte del momento histórico de una boda, algo por lo que siempre te estarán agradecidos. Una oportunidad única para fortalecer vuestra amistad y estar perfecta, en todos los sentidos, en la boda.

loading...

Escritor galardonado, entrenador personal, experto en interculturalidad y profesor de oradores públicos.