Tecnología

Drones

16/05/2016

Drones

Sin duda uno de los regalos del momento son los llamados drones, aparatos voladores teledirigidos para uso comercial, aparatos que han sufrido un auge tal, que muchas son las empresas que se han unido a la comercialización de este nuevo objeto de consumo, con la consiguiente devaluación en sus precios.

Este es el momento apropiado para comprar una de estas máquinas capaces de proporcionar interminables horas de puro divertimiento y aventuras.

La palabra inglesa drone se traduce literalmente  por zumbido, por el parecido que hay entre el ruido de estos aparatos y el que hacen los zánganos de las colmenas y, al igual que estos insectos, los drones poseen en la actualidad una gran capacidad de maniobrabilidad y autonomía de vuelo. El caso del modelo HIBRIX llega a las cuatro horas de vuelo sin repostar y esto lo convierte en el dron multirrotor con mayor autonomía del mundo y es ¡español!

Hay, efectivamente, numerosos modelos de drones y saber exactamente cuál es el que más te conviene es cuestión de investigar en tiendas y páginas especializadas. Te recomiendo que empieces buscando algo barato hasta que hayas cogido algo de práctica, que seguro no tardarás, pero puede ser que rompas alguna pieza por el camino. Por eso, lo mejor es buscar en una buena guía de drones baratosy que proporcione fácilmente piezas de recambio.

El abanico de precios es tan grande como podemos imaginar, los hay desde 20 euros, dirigidos a un público infantil, hasta los que son algo más especializados, con un rango de precios que se mueven entre los 80 y los 1200 euros. Algunos de estos drones amateurs se acercan bastante en prestaciones a los de uso más comercial, llamados multicópteros, cuyos precios ya se alejan bastante de aquellos que solo buscan el ocio en estos aparatos. Los precios de los multicópteros abarcan desde 600 hasta más de 9000 euros.

Los multicópteros pueden estar dotados de hasta doce hélices para conseguir la máxima estabilidad en el aire. Son muy útiles para la fotografía y el video aéreo, aunque no son las únicas utilidades que se les confiere.

En la actualidad, el uso profesional que desarrollan estos aparatos no tiene límites: desde la espeleología, llegando hasta donde el hombre no puede, hasta la pesca, localizando desde el aire los bancos de peces o, incluso de ayuda aérea a los cuerpos policiales y de rescate, por poner solo unos ejemplos. Mencionamos también el uso militar, donde se gestó.

La variedad de modelos de drones daría para escribir no un artículo, sino más bien un libro.  Un mundo en expansión que recomendamos encarecidamente por ser altamente adictivo y proporcionar momentos de diversión a un nivel entre el ocio, la aventura y lo profesional.