Tecnología

Una página para respondernos a todos

27/05/2016

Una página para respondernos a todos

Constantemente nos asaltan dudas sobre cosas pequeñas, sin importancia, pero que nos dejan con el regusto amargo de no saber una respuesta. Cosas sencillas y triviales que molesta no saberlas precisamente por esto mismo, por ser tal la obviedad de la pregunta que se  supone debes saber la respuesta. ¿No has sentido alguna vez curiosidad por saber cuánto gana un famoso youtuber? O ¿no te has preguntado nunca como se escribe correctamente rayado o rallado? O por ejemplo ¿Cómo construir un armario empotrado o un acuario? Cientos, miles de preguntas, que no solucionan los problemas del mundo, pero que en un momento determinado dan respuesta a esas cuestiones que tienes en la cabeza y pesan como losas de mármol.

Afortunadamente, existe una página que poco a poco, lentamente, pero sin pausa, va completando páginas y páginas con posts de calidad, dando respuesta a gran cantidad de este tipo de preguntas; v de villano existe para dar respuestas a preguntas de un amplio espectro de la cultura popular. Sus artículos dan solución a cuestiones del cine y la televisión, de los deportes, de educación, de finanzas, de salud, tecnología, viajes, etc. Aliviando la presión del desconocimiento en cualquiera de estos temas. Además, posee un potente buscador para hacerte más fácil la llegada a la respuesta que buscas.

En mi caso  concreto, me quitó una duda que puede parecer de lo más trivial, pero que necesitaba saber la respuesta. Mi hijo es un adicto a ciertos youtubers, del tipo de gente que relata sus aventuras, con más o menos gracia, con más o menos acierto, describiendo lo que hacen sus avatares dentro de la pantalla de un ordenador.

El caso concreto de la obsesión de mi hijo tiene de nombre, o mejor de apodo, elrubius. Veía que este chaval se dedicaba por completo a esto de grabar sus aventuras digitales y que tenía una infinidad de seguidores, así que sin dudarlo un segundo, escribí en el buscador cuánto gana elrubius y allí estaba, su foto y unos cálculos que me decían cuanto podía ganar un chaval por jugar a videojuegos y decir lo bien que se lo pasaba. Ni que decir tiene que me dejó de piedra su abultada nómina. Supuse que otros jugadores de los que mi hijo es ferviente seguidor cobrarían lo mismo. Y no me equivocaba.

Mi querido primogénito tiene siete años y comenzó siguiendo a Vegeta777 y sus videos de Minecraft, que también se encuentran en la página de v de villano. Me pareció al principio demasiado infantil y muy obsesivo. Ahora tengo entendido que las  escuelas norteamericanas están introduciendo este juego en las clases como sistema de aprendizaje. Después ha ido pasando por unos y por otros gamers y, en alguna ocasión, me dijo que de mayor quería ser probador de videojuegos y youtuber, cosa que al principio no le di mayor importancia, pues no me parecía ni siquiera que existiera ese oficio. Ahora después de este paseo por vdevillano.com, soy el primero que quiere que su hijo siga su instinto. No me parece en absoluto mala idea.