Opinión

La jornada de reflexión empieza hoy

junio 27, 2016
Editorial

author:

La jornada de reflexión empieza hoy

Estoy leyendo a mucha gente, amigos, conocidos y también desconocidos, indignados con los resultados electorales. Los veo insultar a la gente que ha votado a PP y Ciudadanos especialmente. Los veo hablar de emigrar, de país de borregos, de sociedad de mierda que vota corruptos. Veo incluso un clasismo muy habitual últimamente que desde una supuesta superioridad intelectual se permite incluso el lujo de llamar ignorantes e incultos a los votantes de PP, PSOE y Ciudadanos.

Y digo yo una cosa, humildemente, y sin ánimo de ofender a nadie: ¿y si en vez de cargar contra la gente que no ha votado lo que nosotros queríamos, nos planteamos “por qué”?

Quizás, y sólo quizás, no se debió haber abandonado la lucha en las calles. Ayudar a conseguir trending topics mundiales es muy divertido y cómodo, pero además de eso y compartir mucho en facebook ¿estáis afiliados a un sindicato? ¿organizáis a compañeros en vuestros centros de trabajo contra los abusos laborales? ¿o sólo usáis hashtags? ¿Ayudasteis a parar desahucios o sólo habéis ido de apoderados? ¿estuvisteis en las Marchas de la Dignidad o con los mineros asturianos y leoneses? ¿participáis de movimientos sociales? ¿AAVV tal vez? ¿organizaciones ecologistas? ¿feministas? Oye que nunca es tarde para animarse a combatir, no es necesario haber estado antes para estar ahora, no seré yo quien reparta carnets de pureza ideológica; pero quizás sea buena idea darse cuenta de que hay que pelear en todos los frentes y no sólo en uno, ¿no?

Aparte de esto, y hablando de la campaña electoral en sí misma, es posible que sustituir el conjugar el verbo nacionalizar por corazones, ilusiones y sonrisas fuese un error ¿no? ¿en qué momento se decidió reemplazar el concienciar por el marketing? ¿No fue el tan ultrajado Gramsci el que decía que “la preparación ideológica de la masa es una necesidad de la lucha revolucionaria, y una de las condiciones indispensables para la victoria”? ¿y dónde estaba esa concienciación cuando le pedíamos a la clase obrera que votase a un ex jefe del Estado Mayor de la Defensa que participó en la invasión a Libia de la mano de Zapatero? ¿Dónde estaba esa concienciación cuando decíamos que salir de la UE “no toca”, abandonar la OTAN “no toca” y poder elegir entre monarquía o República “no toca”?.

Compañeros, compañeras, hemos abandonado las luchas sociales, las manifestaciones, hemos dejado de concienciar, nos hemos dejado diluir en un partido que se decía socialdemócrata, y nos hemos deslumbrado por los brillantes focos de los platós de televisión que han sabido trasladar la lucha de la calle a los despachos, y de ahí al congreso para posteriormente reducirnos a una organización, cómplice con el propio sistema, que hablaba de banqueros buenos y malos. Hemos vendido nuestra alma a cambio de 8 escaños y hemos promulgado por activa y por pasiva, que íbamos a cambiar este país de la mano del PSOE. ¿Nos hemos dado cuenta en lo que nos hemos convertido?

Yo lo dije en su día, antes de la asamblea federal de IU, que si aún quedaba gente que quisiera salvar la Izquierda Unida como herramienta de clase, que contase conmigo, que ahí estaría; y estuve. Tuve el honor de ir en la misma lista que gente de la enorme talla política de Cayo Lara y Paloma López. Sacamos un 21% sí, perdimos, pero nunca podrán decir que no dimos la cara por lo que creíamos justo.

Ahora, tan sólo unos meses después, lo vuelvo a repetir, pero esta vez con el PCE. El que quiera reconstruir un Partido Leninista, que cuente con mi apoyo, que es bastante más humilde que el de Roures, pero es todo lo que tengo.

Para concluir, me quedo con una frase muy acertada pronunciada por un compañero: La jornada de reflexión empieza hoy.

Alberto J. Miranda.

Comentarios