Salud

¡Al rico plaguicida con sabor a manzana oiga!

25/11/2016
Foto del avatar

author:

¡Al rico plaguicida con sabor a manzana oiga!

Greenpeace ha analizado 126 muestras de manzanas, 109 convencionales y 17 ecológicas, procedentes de 11 países europeos y el 83% de las muestras (91) tenían uno o más plaguicidas y el 60% dos o más. Analizaron 500 parámetros y encontraron 39 plaguicidas distintos en las manzanas, una muestra con ocho plaguicidas diferentes y tres (dos españolas) con siete. Todos los residuos estaban por debajo de los límites permitidos. Pero fantástico fue confirmar que, como era de esperar, ¡ninguna de las muestras ecológicas contenía residuos detectables!

En España se recogieron 14 muestras, 11 convencionales y 3 ecológicas. Todas las muestras de manzanas convencionales contenían de entre uno y siete plaguicidas. Las muestras fueron compradas en Madrid en los siguientes supermercados: Alcampo (3 muestras, 2 convencionales y 1 ecológica), Carrefour (3 convencionales), E. Leclerc (2 convencionales), Lidl (2 convencionales), Mercadona (2 convencionales), NaturaSi (2 ecológicas y de Km 0 en Madrid).

Excepto naturaSi, solo un supermercado ofrecía manzanas ecológicas de producción nacional (Alcampo) y otro (Carrefour) las ofrecía pero eran importadas.

Aunque es solo un ejemplo de lo que puede estar pasando en general con los alimentos provenientes de la agricultura convencional, demuestra que los plaguicidas sintéticos están presentes desde el campo hasta el plato. Pero no de cualquier forma. Están presentes en un cóctel químico que demuestra que la aplicación múltiple de plaguicidas en la agricultura convencional es algo rutinario (en la producción se hacen hasta 21 aplicaciones).

Plaguicidas

Los plaguicidas tienen nefastas consecuencias en los ecosistemas y cuando analizamos individualmente se sabe que muchos de los encontrados en manzanas sos persistentes, bioacumulativos, tóxicos para el organismo acuático y para las abejas (¡y eso que la producción de manzanas se puede ver mermada en hasta un 90% por la ausencia de insectos polinizadores!) y otros insectos beneficiosos. Respecto a la salud humana hemos encontrado plagucidas que pueden provocar cáncer, que pueden tener impactos en la reproducción y el desarrollo o que son neurotóxicos. Pero lo más grave es que nos encontramos con una enorme falta de datos sobre sus efectos para la salud humana.

Gravísimo también fue constatar la falta de información generalizada de las posibles repercusiones, tanto para los ecosistemas como para la salud humana, de cuando se encuentran bajo la forma de auténticos cócteles químicos.