Sociedad

Volver con la mujer que amas

27/12/2016
Foto del avatar

author:

Volver con la mujer que amas

Tal vez vivas en uno de esos momentos en los que te sientes aturdido, perdido y arrepentido, porque de algún modo has cometido un error o tu comportamiento no ha sido el adecuado y, por culpa de esto, has perdido la relación más importante de tu vida. Tal vez, la separación de la mujer que amas te haya abierto los ojos y ahora seas consciente de que la necesitas y no puedes estar sin ella.

Para volver con la mujer que crees que está destinada a compartir la vida contigo y que debe ser la madre de tus hijos, debes en primer lugar ser consciente del problema o actitud que abrió el camino a la ruptura.

Saber si existe un verdadero problema o sólo una excusa para provocar el final de la relación. Si esto es así, debes respetar su decisión, porque entonces significa que el amor se había acabado y la distancia y el tiempo deberán ser los encargados de demostrar el error de la ruptura.

Si por el contrario sabes a ciencia cierta que tu actitud fue la causante del problema, deberás tomar cartas en el asunto y eliminar esa parte de ti que tanto molesta a la persona que quieres que sea tu compañera. Si hace falta busca ayuda profesional. Esto, incluso aunque no consiga tus objetivos actuales, te será de gran utilidad para futuras relaciones.

Recuperar a tu exnovia

Como dice la frase, si amas a alguien déjalo, si vuelve es que te pertenece, si no vuelve es que nunca fue tuyo. El amor a veces es confuso y si lo que tú sientes no es compartido, hay que aceptarlo y dejarlo ir. Tal vez el tiempo te sorprenda gratamente con su retorno.

Durante ese tiempo de espera, para que las cosas se aclaren y las aguas se tornen claras en las mentes y en los corazones, tú tienes todavía algo que decir.

Hay unos pasos para regresar con tu ex que tienen una gran probabilidad de éxito, y todos pasan por no ser un pesado. Convertirte en una especie de acosador sólo producirá abrir aún más la brecha que os separa. Para volver con tu ex novia, has de tener paciencia, aprovechar ese tiempo para recapacitar y saber qué errores no se han de cometer y seguir los consejos para recuperar a mi ex novia que te damos en este enlace.

Recuperar a tu ex mujer

En estos casos, el esfuerzo posiblemente sea mayor, porque las rupturas también lo son. Las parejas que han contraído matrimonio y después se separan, suelen atender a causas más graves que las que se producen en los periodos de noviazgo. Se necesita tener más valor o estar más incómodo, para tomar la decisión fatal de la separación.

Para volver con ella, con la que fue tu mujer y a la que amas por encima de todas las cosas, no debes tener miedo a pedir ayuda profesional, ya sea consultando a expertos en terapias de pareja, con los consejos que puedas encontrar en libros de autoayuda en pdf o incluso consultando a un psicoanalista si crees realmente que podrías tener un problema en tu actitud o trato con ella.

Para recuperar a tu ex mujer, has de tener presente que ella te conoce, sabe cómo eres y qué es lo que hizo que se enamorara de ti. Si eres capaz de que vuelva a ver lo mismo en ti que en la época de enamoramiento y darse cuenta de que los últimos tiempos, de diferencias y discusiones, han sido una circunstancia pasajera y ajena a vosotros, tendrás mucho territorio ganado.

Como referenciamos en el anterior título, aquí también se han realizado profundos estudios de los pasos que se han de dar para recuperar a la mujer objeto de deseo y amor. Puedes verlo en el enlace de más arriba, para comprobar que todos pasan por un profundo respeto a las decisiones que ella tome, tomar distancia y mover pieza cuando las cosas estén calmadas, ya que como suele ocurrir, las rupturas suelen ser dolorosas y tristes.

Pero también, no lo olvides, siéntete bien contigo mismo. Sé fuerte y responsable, amable y galante, pero nunca dejes de ser tú mismo. Potencia las acciones y costumbres que a ella le hacían reír y sentirse cómoda. Debes cuidarte y cuidarla a ella desde la distancia, dándole tiempo a reaccionar y ser consciente de que, efectivamente, eres el hombre de su vida.