Opinión

La izquierda frente al conflicto sirio

enero 15, 2017
Lola Soria

author:

La izquierda frente al conflicto sirio

Siria lleva casi seis años envuelta en una guerra imperialista impuesta y financiada por países extranjeros, con la única finalidad de ejercer un control político y económico en la zona y mantener la hegemonía de EEUU e Israel, manteniendo estos -a su vez- la relevancia económica de las monarquías árabes del golfo.

Son estos factores y no otros, los que han llevado a atacar militarmente a un país aconfesional, que se ha caracterizado por el respeto a las diferentes minorías religiosas que se dan en él, como lo demuestra el hecho de que durante décadas hayan convivido en paz.

Hay que denunciar esta sangrante barbarie que se ha cobrado casi trescientos mil muertos y ha provocado el éxodo de millones de sirios, creando una crisis de refugiados en Europa que ha servido para justificar intervenciones militares en Siria, cómo es el caso de Francia, o modificaciones en las políticas sobre inmigración como ha sucedido en la UE.

La destrucción sistemática del patrimonio cultural, y de todas las infraestructuras civiles sirias, demuestran que el objetivo final de los invasores es la destrucción de un país avanzado y desarrollado, económica y culturalmente, que siempre se ha enfrentado a las influencias de las monarquías árabes y que lleva años en litigio con Israel por los Altos del Golan, a pesar de las múltiples resoluciones de la ONU que le dan la razón acerca de la ilegitimidad de Israel en la ocupación de esos territorios.

La postura de la izquierda en este tema ha ser firme e inequívoca:

1. Estamos en contra del imperialismo y de sus guerras económicas, que justifican intervenciones en nombre de la defensa de los Derechos Humanos, y que sólo sirven a los intereses del capital.

2.- No apoyamos en absoluto la idea de que tras esta guerra, por la hegemonía de la zona, se encuentre ningún tipo de oposición moderada, ya que esta tiene su representación en el parlamento y no ha dudado desde el primer momento en ponerse al servicio del gobierno para defender los intereses de su país.

3.- Defendemos sin fisuras el derecho inapelable del pueblo sirio a luchar por su libertad y su unidad territorial. Entendemos que en el momento actual se está utilizando la legítima reivindicación del pueblo kurdo como un factor de desestabilización social, y para mermar la capacidad de defensa militar en algunas zonas que, a corto plazo, sólo puede servir para crear un nuevo territorio que sirva a los intereses de EEUU e Israel.

4. Consideramos un derecho indiscutible que sea el gobierno democrático sirio, y su parlamento, quienes decidan quienes son sus aliados y cuando y cómo recurren a ellos. Desde una posición de izquierdas y antiimperialista sólo nos queda apoyar sus decisiones y respetarlas ya que disponen de la legitimidad que les ha otorgado el pueblo sirio.

Comentarios