Salud

La celulitis, la lucha eterna

17/02/2017
Foto del avatar

author:

La celulitis, la lucha eterna

La mayoría de las mujeres, durante algún periodo de su vida, sufrirán de celulitis, concretamente entre un 85 y un 95 % de ellas. Normalmente aparece después de la pubertad y se pueden diferenciar tres grados, en función de su dureza y aspecto visible; dura o blanda y la esclerótica, más conocida como piel de naranja. Esta apariencia es debida al empuje de las células de grasa hacia arriba, en dirección contraria al sentido natural de la piel, ya que el tejido fibroso que conecta toda la piel tira hacia abajo. Es por esto que este aspecto desigual se parezca a pequeños bultos esparcidos por nuestra epidermis.

Aunque es un rasgo más representativo en las mujeres, también hay hombres que pueden sufrirla y conocerla a fondo es imprescindible para poder tratarla. Por esto hay que saber que el ingerir anticonceptivas aumenta el riesgo a desarrollar celulitis y, al igual que los cambios hormonales, también influye el estrés, el tipo de alimentación, la falta de ejercicio y el sedentarismo, entre otras muchas causas. Es cierto que la celulitis no es atractiva, pero es solo eso, un elemento algo antiestético, pero en ningún caso reviste peligrosidad.

Como hemos dicho, la celulitis no es más que cúmulos de tejido adiposo o grasa que se forma con mayor volumen en ciertas zonas del cuerpo, sobre todo en las piernas, muslos, abdomen y brazos. Los que generan la apariencia de piel de naranja tan antiestética, son los nódulos formados por derivación de los anteriores que contienen grasa, agua y diferentes toxinas, nódulos que se producen por una mala circulación en la capa de grasa más cercana a la piel o hipodermis.

Todas las mujeres comienzan a luchar desde muy jóvenes contra este mal que no se elimina, una vez que llega, es para quedarse, lo cual puede ser desesperanzador. Pero no lo es tanto si aplicamos una serie de recursos que aliviarán los síntomas y disminuirán sus efectos.

Combatiendo la celulitis

La lucha es de largo recorrido, avisamos desde ya, pero si la actitud frente a este mal es positiva y activa, los resultados a corto plazo serán realmente efectivos. Para tomar los primeros pasos que te encaminen a una victoria segura en esta batalla, empieza por acostumbrarte a llevar ropa holgada y zapatos planos, nada de tacones, ya que ambas prendas  dificultan la circulación sanguínea y aumentan la retención de líquidos. Y sobre todo, como algo urgente deja, si no lo has dejado ya, el consumo de tabaco, pues produce alteraciones en la microcirculación, disminuye la oxigenación de los tejidos y aumenta los radicales libres de la piel.

Después de tomar estas decisiones urgentes, ya estás preparada para saber como eliminar la celulitis de las piernas de forma rápida, para lo que aconsejamos la visita a esta web que acabamos de reseñar, donde se incluyen secretos y trucos para disminuir los efectos de la celulitis, eliminar la celulitis, celulitis en las piernas, brazos y glúteos y un largo etcétera de consejos, así como ejercicios para eliminar la celulitis.

Entre los ejercicios más aconsejados para rebajar el grado de celulitis están saltar a la comba, por involucrar gran número de músculos, las sentadillas que son muy recomendables para los glúteos, las zancadas, que cuanto más grandes más efectivas, los burpees o saltos de rana, que son grandes quemadores de grasas y tonificantes de varios grupos musculares al mismo tiempo.

Otras actitudes que puedes añadir a tu rutina diaria, para ganarle la partida a la piel de naranja, es facilitar el flujo sanguíneo con duchas de agua fría, evitar estar demasiado tiempo de pie o sentada, beber al menos un litro y medio de agua cada día y, sobre todo, elegir una dieta alimenticia que sea sana y que esté equilibrada, que ayude a depurar los estrógenos para lograr con ello una mejora de la circulación sanguínea y combatir a la vez la retención de líquidos.

Tanto si sufres de celulitis como si no, deberías eliminar de tu ingesta diaria alimentos con poco valor nutricional, las frituras, las bollerías, los azúcares y harinas refinadas y los ácidos grasos saturados. También es importante disminuir la cantidad de ingesta de cafés, gaseosas, bebidas alcohólicas y, en general, cualquier tipo de comida rápida y alimentos procesados.

Debes sustituirlos por una mayor cantidad de pepinos y espinacas y, en general, verduras de hoja verde, importantes pos su efecto antiinflamatorio. También debes  aumentar el consumo de tomate, que es un poderoso antioxidante que evita el daño celular. La berenjena, por su alto nivel de potasio, también es una buena aliada en esta guerra, la cebolla, por su efecto diurético y la piña, por su alto contenido en bromelina, una enzima muy eficaz para degradar grasas.

Toma estos alimentos, sigue estos consejos, haz ejercicio y no desfallezcas nunca. Son los mejores consejos que puedes recibir para combatir este mal que comparten la mayoría de las mujeres.