Sociedad

Para los ecologistas y amantes del café

febrero 28, 2017
Israel Guerra

author:

Para los ecologistas y amantes del café

La cada vez más creciente concienciación medioambiental nos lleva a medir cada gesto que hacemos, en nuestro día a día, para evitar que la huella ecológica que vamos dejando a nuestro paso sea demasiado grande. Muchos somos los que diariamente, con pequeños gestos, tratamos de mejorar el mundo que nos rodea y proporcionar salud y fortaleza a nuestra querida madre naturaleza. Una actitud esta que depende exclusivamente de nosotros, ya que tanto las multinacionales como los gobiernos, entre ellos el español, realizan pocos o nulos esfuerzos para ganar la batalla ecológica.

Recientemente, todos aquellos que buscamos noticias esperanzadoras con las que sumar esfuerzos para seguir aportando granos de arena a esta descomunal batalla, estamos de enhorabuena al encontrarnos con una alternativa a los pequeños envases monodosis de café de la marca Nespresso, a la sazón las más vendidas, fabricadas en plástico o aluminio, que contienen la cantidad exacta para que una máquina específica de café produzca solo una taza de esta bebida.

Estas pastillas o cápsulas son altamente contaminantes por el aluminio que llevan incorporado en su constitución. Causan, además, un innecesario consumo de recursos y generan residuos peligrosos ya que, con bastante frecuencia, el aluminio que contienen es contaminante. Además, representan el problema añadido de que no se pueden reciclar con facilidad debido, precisamente, a esta mezcla de plástico y aluminio con las que están fabricadas.

Teniendo en cuenta que, en el año 2000, solo un 2 % de los hogares españoles tenían cafeteras para usar estas cápsulas y, en 2010, esta cantidad aumentó hasta un 35 %, nos permite hacernos una idea de la cantidad de residuos que produce solo España de este material casi imposible de reciclar y, por si esto fuera poco, se espera que este consumo se triplique antes del 2020.

Cápsulas de café éticamente sostenibles

Se hace necesario, por tanto, que este objeto de consumo se adapte a unas condiciones que sean menos perjudiciales para el medioambiente y, para cumplir con este requisito, han hecho su aparición en el mercado las capsulas compatibles nespresso. Estas pastillas monodosis de café  son totalmente biodegradables.

Bajo la marca comercial café ético (EthicalCoffee), encontramos las cápsulas de café que se solidarizan con nuestro planeta. Conocedora de la catástrofe ecológica que significan las cápsulas tradicionales, ha logrado un nuevo modelo de encapsular el café, manteniendo todo el aroma e intensidad propios de una gran marca, pero con el uso de un proceso de producción y composición con un mínimo impacto medioambiental.

El secreto se encuentra en la mencionada biodegradabilidad de la capsula que Café Ético España, como sucursal de Ethical Coffee, pone al alcance de los consumidores españoles y que está certificada para su uso en compost industrial, según la norma oficial EN 13432. Su descomposición produce un compost industrial de primera calidad, convirtiéndose en la solución sustituta más efectiva, ya que son totalmente compatibles con cualquier modelo de cafetera o máquina Nespresso, el tradicional pero dañino café encapsulado, y terminar con la pesadilla que representa para el medioambiente.

La idea de la creación de estas capsulas biodegradables partió de un ex directivo de la compañía Nespresso, Jean-Paul Gaillard, concienciado con el problema que planteaba para la naturaleza la imposibilidad de afrontar los residuos que este nuevo formato producía. La dirección de la empresa, desde que se fundara, ha ido encaminada en dos direcciones. En primer lugar, a la comercialización de estas cápsulas biodegradables totalmente compatibles con Nespresso, realizando un gran trabajo de distribución para que en cualquier tienda, o centro comercial, se puedan comprar capsulas de Café ético y, en segundo lugar, a realizar una campaña de concienciación medioambiental, difundiendo el gravísimo problema para el medioambiente que representa este boom que las cápsulas de café han experimentado en estos años y las expectativas futuras que siguen teniendo.

Es una oportunidad magnífica para los amantes del café, pero que al mismo tiempo estamos concienciados con una mejora de la calidad medioambiental de nuestro planeta. Y es que estamos de enhorabuena al contar con una empresa, Ethical Coffee, que no solo actúa sobre el envase, volviéndolo más ecológico, sino que su acción va más allá y algunas de las muchas variedades que producen llevan el sello distintivo Fairtrade, que implica que la producción de este café ha seguido los parámetros y estándares del comercio justo.

Comentarios