Compartir

Si algo tiene España es que sabemos disfrutar de nuestras fiestas. En este sentido, somos admirados en el resto de países y cada año mueve miles de turistas de todo el mundo. Las Fiestas de Interés Turístico Internacional constituyen uno de los activos turísticos de ámbito internacional más importantes de España. Entre las más destacadas, con mayor número de visitantes, se encuentran las Fallas de Valencia, la Feria de Albacete, el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, los Sanfermines de Pamplona, las Fiestas del Pilar de Zaragoza, la Semana Santa de Málaga o la Feria de Abril de Sevilla.

España es un país con muchísimas fiestas populares, patronales, y culturales que generan un importante movimiento en el sector hostelero (bares, restaurantes, hoteles) y en el de los eventos (pubs, discomóviles, carpas…), y son, por tanto, de gran importancia, ya que suponen un ingreso importante de dinero para las arcas del estado.

Otras fiestas menos relevantes son especialmente importantes para los habitantes de los lugares donde se celebran y mantienen una importante repercusión en el movimiento turístico, fiestas como la Tomatina de Buñol o las batallas entre Moros y Cristianos en Alicante, El Rocío en Almonte, las Fiestas de Mayo de Ciudad Real o las Fiestas de San Miguel en Lleida.

Todas con una larga tradición en la que se suelen mezclar la cultura religiosa católica con eventos históricos. Aunque todavía quedan algunas cuya tradición va más allá de la entrada de esta religión en la península, y como rara avis mantiene su calificación de fiesta pagana entre sus participantes.

La noche de San Juan se celebra este año, del 23 al 24 de junio y está relacionado con el solsticio de verano en nuestro hemisferio norte. Una fiesta que hunde sus raíces en la creencia de que, al ir haciéndose los días progresivamente más cortos a partir de esa fecha, el sol no volvería a brillar en su totalidad. Para evitar este desastre, los seres humanos realizaban numerosos rituales y hechizos mágicos para dar fortaleza al sol y que este nunca dejara de ofrecer su luz. Esta noche se considera la más mágica del año, precisamente por esta influencia energética directa que el hombre ha querido ejercer sobre los astros.

Esta situación tan especial, en la que confluyen la magia y las creencias paganas, ha dado origen a un sinfín de elementos mágicos en los que se unen los hechizos de amor en San Juan con otros de protección al realizar alguna acción esta noche, como la de bañarse en el agua de rocío o en el mar mirando la luna.

Uno de los más realizados, esta noche tan especial, es el que hacen conjuntamente los solteros y solteras, que a medianoche deberán asomarse por la ventana de sus casas y, en ese momento, verán pasar a quien se convertirá en el amor de sus vidas. Ventanas de aluminio o pvc, pero con la calidad que encierran los cerramientos en granada, ya que los materiales utilizados aseguran la validez de las estructuras aislantes térmicas para que, de este modo, no entre frío en las viviendas mientras se observa caminar a la persona con la que compartirá un futuro de amor y dicha.

Así son las tradiciones, mitad magia, mitad aventura emocional. Y de eso en este país entendemos mucho, tanto que lo hemos convertido en negocio al mismo tiempo que lo vivimos apasionadamente.

El trabajo precario, asignatura pendiente en España

Acabamos de mencionar algo por lo que es conocido positivamente España, vamos a pasar a continuación a una de sus grandes deficiencias. España está en las primeras posiciones de pobreza y precariedad en estos últimos cuatro años. La ausencia de políticas sociales públicas y de ayudas a los más desfavorecidos ha originado tasas muy elevadas de pobreza infantil, desempleo de larga duración, pobreza energética, precariedad laboral y mayor presión fiscal.

Hay 1.610.900 de hogares con todos sus miembros en paro, el desempleo de larga duración español ya es estructural. Un millón de menores viven bajo el yugo de la pobreza crónica, que amenaza a tres millones más. La ‘recuperación’ del PP mantiene a uno de cada cinco ciudadanos en riesgo de pobreza y es que Rajoy deja la mayor precariedad laboral de toda la zona euro, hasta la mitad de los parados no perciben ninguna prestación.

En comparación con otros países de la zona euro somos el segundo país con más parados de larga duración y en relación a los sueldos, según datos de la Agencia Tributaria de 2014, una de cada tres personas, el 35%, tenía un sueldo igual o inferior al salario mínimo. Este estado de cosas ha ocasionado que, países como Francia, actúen en consecuencia para evitar la mala competencia entre asalariados y empresarios y evitar la contratación de mano de obra barata en detrimento de sus propios ciudadanos.

Francia es ese país que, a diferencia de su vecino del sur, se preocupa por sus propios ciudadanos y para demostrarlo ha puesto en activo la llamada Ley Macron, que afecta a todos los transportistas que operan en Francia. En aplicación de la Ley Macron, todos los transportistas españoles que recorran sus carreteras, así como las empresas de transporten que operen en este país, se regiran por esta ley, aunque estas no sean francesas, evitando así la posible competencia desleal.

Y es que la calidad del empleo que se genera en España se sitúa entre las más bajas de los países de la OCDE. Un estudio reciente señala que España, teniendo en cuenta los ingresos, la estabilidad laboral y el ambiente de trabajo, se encuentra entre los 10 países que tienen peor calidad de empleo de los 33 países que integran la OCDE.

La mala posición de España en el ranking de los países desarrollados se debe al mayor impacto de la crisis en el mercado laboral español y la incapacidad de sus gobiernos para frenar su desarrollo. Entre 2007 y 2013, España tuvo un peor comportamiento en el componente de estabilidad laboral y pasó de la posición 27 a la 32. En la actualidad, y en la misma línea de ineficacia, el gobierno ha elevado la deuda nacional a unos niveles nunca vistos, que superan el 100 % del Producto Interior Bruto del país.

Israel Guerra
Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.