Compartir

En una entrevista con la AFP, el presidente sirio ha negado cualquier implicación en el presunto bombardeo químico y ha garantizado que su ejército no está en posesión de armas químicas.

Para Assad, el presunto bombardeo químico del 4 abril es una “obra 100%” de los países occidentales. En su primera entrevista con un medio occidental desde el ataque que dejó 87 muertos, el presidente sirio ha negado cualquier implicación de su gobierno.

“Nuestra impresión es que Occidente, principalmente los Estados Unidos, es cómplice de los terroristas y se ha montado en esta historia para servir como pretexto para atacar” añadió.

Del bombardeo a una base militar siria por parte de Estados Unidos, Assad aseguró que “nuestra capacidad de fuego, nuestra capacidad para hacer frente a los terroristas no se vio afectada por el ataque norteamericano”.

Para el gobierno de los Estados Unidos, no hay “ninguna duda de que el régimen de Damasco es responsable del presunto ataque químico”.

LaRepublica.es
Diario obrero y republicano fundado el 14 de Abril de 2006.