Sociedad

¿Sabes elegir el seguro correcto para cada supuesto?

09/05/2017
Foto del avatar

author:

¿Sabes elegir el seguro correcto para cada supuesto?

Elegir el seguro correcto para las diferentes situaciones que se presentan a lo largo de nuestra vida, no es nada sencillo. El seguro de vida, el del hogar, el del coche… y otros algo más complejos como el seguro integral de comercio o el seguro de construcción.

A cualquier persona que jamás ha solicitado un seguro de un determinado supuesto, le asaltan las dudas acerca de si será el más acertado, el más recomendable, acerca de si cubrirá todo lo que tiene previsto en el caso de que algo suceda.

Para elegir el que mejor se adapta a nuestra vida, a nuestra casa, a nuestro negocio, es importante tener claros los diferentes puntos que abarca cada uno de ellos, sus coberturas y lo necesario para poder solicitarlos.

Elegir Seguro es complicado, pero no imposible si estamos bien asesorados. La información es poder y, sobre todo, la mejor herramienta para evitar sorpresas innecesarias.

Todo lo que necesitas saber sobre el Seguro Integral de Comercio

El seguro integral de comercio consta la suma de al menos tres riesgos en la póliza de comercio. Tres riesgos que suelen ser los de incendio, robo y responsabilidad civil. Ten en cuenta que cuando queremos asegurar solo uno de ellos, el seguro sería únicamente para ese y no integral.

La póliza integral de comercio cubre cualquier comercio en general: desde locales de empresas minoristas, hasta el edificio de una gran empresa multinacional con todo lo que ello conlleva.

Para cotizar esta cobertura, se necesitan los datos del asegurado (Razón Social o nombre completo, Cuit, IIBB, Dirección), los datos para la cobertura (pueden variar según el caso), la dirección completa (calle, numero, localidad, provincia), los metros cuadrados del establecimiento, la suma asegurada del edificio (valor del edificio únicamente), el valor del contenido, etc.

Una serie de requisitos de los que se puede encontrar información en un sitio para asesorarse sobre todo tipo de seguros. Y es que esa es la clave: no decantarnos por ningún seguro sin tener toda la información necesaria sobre la mesa. Sin haber resuelto antes todas las dudas.

¿Conoces todo sobre el Seguro de Construcción?

También el seguro de construcción es uno de los más demandados. Se trata de un seguro que da cobertura a las construcciones, y que se divide principalmente en dos ramificaciones distintas: seguro de construcción a todo riesgo y de responsabilidad civil.

Lo más importante es identificar al asegurado (hay que tener en cuenta que

la empresa constructora que firma el contrato de la construcción o la persona propietaria es normalmente el asegurado). Para identificarle se requieren datos tales como el nombre de la persona física o jurídica, la dirección de la persona y el CUIT.

¡Ojo! Porque si vas a realizar una demolición previa a la construcción, tienes que hacer dos listas diferentes para cada uno de los supuestos que cubre el seguro de construcción, respondiendo a diferentes preguntas acerca de la demolición primero y de la obra después.

Preguntas que se referirán a puntos tales como las dimensiones (longitud, altura, profundidad, luz libre, número o de pisos), fundaciones (tipo, nivel máximo de excavación), métodos de construcción, ubicación/es de la/s obra/s (calle o ruta, altura, ciudad/distrito, provincia y código postal).

Eventos deportivos, recitales, conferencias… también es necesario un seguro

El seguro de eventos es un seguro de responsabilidad civil que cubre los bienes del asegurado de cualquier siniestro devengado del evento descrito, ya sea un evento deportivo, un recital, una conferencia o cualquier otro en el que se reúna una cantidad importante de gente.

Como para solicitar cualquier otro tipo de cobertura de seguros, son necesarios los datos del asegurado, así como los detalles del evento que se celebrará. En cuanto a los datos del asegurado, hará falta el nombre completo del asegurado o la razón social, el CUIT, el IIBB (número identificatorio de ingresos brutos) y su dirección.

Y en lo referente al evento, detalles tales como qué es el evento (es decir, un concierto, un partido, una presentación de producto…), la ubicación o el recorrido si es que tiene, el número de invitados/espectadores/participantes, las medidas de seguridad y cuidado a los que asistan, la cantidad de miembros de staff involucrados y sus especialidades; y por último el line up o cronograma.