Compartir

El consumo del tabaco es una de las principales causas de muerte en el mundo. Precisamente, no solamente se ve afectado el consumidor, sino también su entorno social.

El tabaquismo es una de las enfermedades mundiales que aqueja la salud de manera integral. Por lo tanto, resulta ser fundamental que el fumador sea tratado de inmediato, a fin de mejorar su salud y de quienes lo rodean.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) asevera que “el tabaco mata cada año a casi 6 millones de personas, de las que más de 5 millones son consumidores del producto y más de 600 000 son no fumadores expuestos al humo de tabaco ajeno”.  Por lo tanto, se ha convertido en una problemática de salud pública a solucionar al corto plazo.

Además, la OMS resalta que casi el 80% de los fumadores activos, viven en países subdesarrollados. Esta enfermedad afecta al desarrollo de la actividad económica de modo sustancial.

Fumadores activos versus pasivos

El humo del cigarrillo no solamente afecta a quienes son fumadores activos, sino también los pasivos. Los fumadores activos son aquellos quienes deciden consumir tabaco diariamente y crean una adicción, difícil de superar. Sin embargo, quienes están a su alrededor consumen el humo de manera pasiva, pero no por dicho motivo, menos nociva. La OMS revela que “el humo del tabaco contiene más de 4000 productos químicos, de los cuales se sabe que al menos 250 son nocivos, y más de 50 causan cáncer”.

Para prevenir el consumo pasivo del humo de tabaco es fundamental dejar los malos olores de lado, pues a pesar de estar a una distancia prudencial, se llega a inhalar las sustancias tóxicas que genera en el aire.

¿Cómo dejar de fumar?

Para dejar de fumar es de vital importancia tener presente que no será de la noche a la mañana, por lo tanto, tener la suficiente fuerza para enfrentar las situaciones de tentación que un fumador en rehabilitación tiene a diario.

Lo más importante es consultar con profesionales avezados en la cuestión, ya que por sí solo es muy difícil de lograr, aunque no imposible. El apoyo terapéutico es de vital importancia para erradicar de raíz el problema en cuestión.

Obviamente, que una dieta saludable acompañada de ejercicios físicos, ayuda de manera significativa a lograr el resultado final y  sentirse de manera saludable en un menor tiempo.

Las diferentes charlas con un médico de cabecera son importantes, debido que informará acerca de las lesiones que provoca el cigarrillo en los órganos del cuerpo. Además, la incidencia por cáncer es una tasa muy elevada, como para evitar hablar de la cuestión.

En los últimos tiempos, muchos países afectados por el tabaquismo lanzaron campañas informativas acerca de las consecuencias de ser fumador. De este modo, se logra concientizar a la población del riesgo que corre a partir de inhalar el humo del cigarrillo y bajar la tasa de mortalidad provocada por esta adicción que afecta a la población mundial.

Periodista vasco cuyas historias han abordado todo lo relacionado con el mundo del marketing y las nuevas tecnologías.