Compartir

El PSUV (Partido gobernante en Venezuela), a través de su presidente Nicolás Maduro, le ha pedido ayuda al Papa Francisco para que medie ante la derecha del país, y que esta ponga fin a la utilización de menores de edad en sus manifestaciones violentas en la calle.

Así lo ha afirmado Diosdado Cabello, quien sostuvo que en cada llamado de la oposición a la violencia termina en un fracaso.

“Acompañamos al presidente Maduro en la solicitud hecha al Papa Francisco para que los niños y niñas sean alejados de la violencia opositora, para ver si logramos la intervención de la iglesia católica aquí en Venezuela, resaltando que nadie se ha pronunciado en este sentido, por eso nos sumamos y apoyamos esa propuesta”.

“Se ha ido actuando con la Constitución y las leyes en mano, para reducir estos grupos que están recibiendo dinero para participar en actos violentos”.

LaRepublica.es
Diario obrero y republicano fundado el 14 de Abril de 2006.