Compartir

El nuevo PSOE de Pedro Sánchez busca la equidistancia con la moción de censura contra Rajoy. El flamante líder socialista no descartó presentar una esta legislatura, pero tiene clara su abstención en la defendida por Pablo Iglesias. Su portavoz, el valenciano José Luis Ábalos , ha descartado este martes que sea posible echar Mariano Rajoy a corto plazo. Cree que los números no cuadran y que se demostró con claridad hace dos semanas cuando el gobierno español consiguió sumar los 176 diputados de la mayoría absoluta en el Congreso para aprobar los presupuestos generales del Estado.

Ahora bien, Ábalos sí ha agradecido el “tono” de Iglesias, que ha tendido la mano al PSOE para construir una alternativa y ha entonado un mea culpa por no haber trabajado lo suficiente para que Sánchez fuera presidente. “Ojalá nos pongamos de acuerdo para sacarlos del gobierno más temprano que tarde”, ha dicho el líder de Podemos, y admitió que se habrían podido equivocar, pero erigiendo una línea roja muy clara: nunca se entenderán con Ciudadanos, y sobre todo después de que se haya visto que es una “muleta del PP”. Una afirmación que para los socialistas sólo constata que “Iglesias no altera sus vetos hace un año” .

El portavoz socialista le ha respondido que le “recogen el guante” después de ver sus buenas intenciones, pero que más allá de las palabras buscan hechos “precisos”. Y que hay cosas que no se pueden enmendar, como el hecho de que no se abstuvieran después del 20-D y que el PSOE y Ciudadanos firmaran un pacto. “La tramitación de esta moción no tiene sentido. Sólo buscaban un espacio mediático”, ha dicho, y ha criticado que pasaran hasta 22 días entre que se anunció la moción y se presentó, en pleno proceso de primarias de los socialistas ya las puertas del congreso federal del próximo fin de semana.

Para Ábalos, Podemos está “generando una expectativa falsa”, como si esta moción pudiera salir adelante, “y no sale”. “Hace falta mayoría absoluta y hace dos semanas, durante la votación de los presupuestos el gobierno español, sumó 176 diputados”, ha dicho el portavoz socialista, aseverando que “esta es la realidad”, y le ha pedido que “no frustre más”. “Ya tenemos muchas frustraciones acumuladas”, concluyó.

Tras la larga duración de los discursos de Iglesias y la portavoz de Podemos, Irene Montero , se prevé que el PSOE no pueda intervenir durante el debate de la moción este martes y que su turno termine siendo mañana miércoles. Fuentes socialistas insisten en que “hay innumerables motivos para la censura a Rajoy”, pero no creen que Iglesias sea la alternativa. Además, insisten en que a pesar del tono, el líder de Podemos “no altera los vetos hace un año”. Ahora bien, critican que Rajoy se haya manifestado con “frivolidad” ante Podemos, y que no puede afrontar con la misma actitud los problemas de España.

Info: ara.cat

LaRepublica.es
Diario obrero y republicano fundado el 14 de Abril de 2006.