Compartir

Al menos 57 personas han muerto a causa del incendio que se declaró ayer en el término municipal de Pedrógão Grande, en el centro de Portugal. Han resultado heridas 59 personas, entre ellas algunos bomberos. ‘Estamos ante la mayor tragedia de víctimas humanas de los últimos tiempos por un siniestro de este tipo’, dijo el primer ministro portugués, António Costa, que ha destacado la necesidad de tomar medidas para evitar que este tipo de incidente se vuelva a repetir.

Debido a los fuertes vientos registrados en la zona, el fuego se ha extendido a lo largo de la región montañosa, que se encuentra a unos 200 kilómetros de la capital, Lisboa. La mayoría de las víctimas se han visto rodeadas por las llamas cuando estaban en sus vehículos.

Los cuerpos de dieciséis de las víctimas han sido encontrados completamente carbonizados dentro de vehículos en la carretera entre Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pêra.

Según ha informado Protección Civil, actualmente hay unos 1.537 bomberos trabajando en todo el país para sofocar una decena de incendios que continúan activos.

Información: Vilaweb

LaRepublica.es
Diario obrero y republicano fundado el 14 de Abril de 2006.