Economía

Toda la verdad sobre las grandes compañías telefónicas, a debate

18/06/2017

Toda la verdad sobre las grandes compañías telefónicas, a debate

Las compañías telefónicas de referencia en España, es decir: Telefónica, cuya filial es Movistar, Vodafone y Orange están protagonizando desde hace años una cruenta guerra para llegar a copar al mercado en demérito de sus clientes quienes muchas veces tratan de hacer valer sus razones en mitad de un panorama en el que cuesta mucho hacerse oír por la persona indicada. No es raro que la OCU (Oficina del Consumidor) vaya engrosando demandas de los usuarios que se sienten como hormiguitas delante del titán, cuando se dan cuenta de que han firmado contratos que no cumplen aquello que les fue notificado por el personal de la compañía. El problema radica en creerse al cien por cien aquello que nos ofrecen y no echar un vistazo a la letra pequeña de estos contratos, en donde en muchos casos se puede entrar en aparentes contradicciones.

Cuando los móviles empezaron a asentarse, los consumidores compraron tiempo a estas compañías para poder hablar por teléfono o mandar mensajes, pero la llegada de Internet creó un desplome de estos servicios, ya que los mensajes y las llamadas pueden efectuarse actualmente, a través de aplicaciones como la popular Whatsapp.

Este cambio en los usos hizo que las compañías se pusieran las pilas y ofertarán nuevos servicios. Hoy día se trata de seducir al cliente con el acceso a los canales de la televisión privada y las compañías telefónicas entran en conflicto para poder adquirir los derechos de emisión de partidos de fútbol u otros eventos que cuenten con mucho público.

Los servicios de las nuevas compañías telefónicas al rescate de los usuarios

Parece que quienes solo quieren minutos para hablar y comunicarse con los demás son los más perjudicados por estas políticas, ya que las grandes compañías tratan de uniformar a la clientela bajo el epígrafe de clientes fusión, estas tarifas que incluyen llamadas, wifi y televisión en un solo contrato. Otras compañías han entrado en acción para favorecer a los clientes en mitad de este maremagnum y ya son muchos los que están estudiando las tarifas masmovil donde se pueden contratar aquellos servicios que se precisan y no otros que en muchos casos ni se usan.

Un buen target de población parece quedar al margen de estas tarifas de las grandes compañías, personas que necesitan solo wifi para su segunda residencia o solo poder acceder a llamadas desde un móvil. Los casos pueden resultar muchos y muy variados y los clientes tratan de dar la vuelta a la tortilla a estas campañas uniformadas para que se empiezan a regular los servicios que el cliente precisa. Partiendo de aquellas prestaciones que necesita el cliente y no de: esto es lo que tenemos y no hay posibilidad de discusión; ofertas masmovil trata de hacerse con una clientela acosada por la política de las grandes multinacionales y no solo a lo que se refiere a telefonía, lo cual lleva a crear un debate y también una reflexión.

¿Llamadas y wifi por solo veinticinco euros al mes? Ninguna tarifa fusión baja de los sesenta euros al mes. Por esto motivo las nuevas compañías telefónicas ponen a disposición de sus clientes ofertas de adsl y movil. Los grandes dividendos están asegurados por estas compañías que copan la mayor parte del mercado de la telecomunicación, pero el usuario ha de ser consciente de que su necesidad está siempre por encima de la oferta y en nuestras manos está la de contratar los servicios que necesitamos por encima de las políticas empresariales que rigen el mundo financiero y social.