Deportes

Deporte para todos

20/06/2017

Deporte para todos

La imagen de alguien saliendo a correr o jugando un partido es la que siempre viene a la cabeza cuando se habla de deporte. Y es que actividades como el fútbol, el tenis o el running democratiza su disfrute, bien como participante activo o como simple aficionado que observa desde un asiento lo que hacen otros. Sea como sea, hay un deporte para cada quién, que puede ser seguido por millones de personas o limitarse a un grupo muy reducido de estas.

Fútbol y baloncesto: los mayoritarios

De todos los deportes que existen en el mundo, dos son los que sobresalen por encima del resto. Y es que el fútbol y el baloncesto reinan de forma indiscutible. No hay más que mirar las páginas de los periódicos deportivos para ver que estos son los que ocupan la mayor parte de las noticias, señalando el grado de interés que tienen para el público.

El baloncesto, con la NBA como máximo exponente, cuenta con millones de aficionados alrededor de todo el mundo. Todos los jugadores sueñan con jugar alguna vez en esta liga, y quienes lo consiguen alcanzan la categoría de ídolos indiscutibles. Los aficionados que no tienen las mismas condiciones físicas se conforman con llevar los colores de su equipo favorito, como los productos de tuscamisetasnba.com.

Pero sin duda el deporte rey es el fútbol, que se juega en todos los rincones y por gente de todas las clases sociales, edades y antecedentes. Quienes hace alrededor de un siglo y medio empezaron a desarrollar lo que hoy es el fútbol, seguramente no se imaginaron nunca que tuviera una trascendencia tan grande. Los jugadores más destacados son tratados como dioses tanto por los forofos de los clubs en los que militan como por sus selecciones nacionales. Algunos aficionados son capaces de casi cualquier cosa por ver partidos de futbol en directo, bien en el propio campo o desde la comodidad de sus casas mediante los canales televisivos pertinentes.

Otros deportes de masas

Pero no hace falta que medie una pelota para que miles de amantes del deporte se acerquen a disfrutar de su deporte preferido. Los deportes de motor, por ejemplo, es otro tipo de actividades que interesan mucho a los aficionados, algunas veces porque un piloto de su país destaca y otras simplemente porque la sensación de velocidad tiene algo magnético para ellos.

Aunque hay más. Sobre todo durante la celebración de competiciones internacionales, como los Juegos Olímpicos, el deporte protagoniza una parte importante de nuestra vida. Tanto que por las calles se observa un aumento de personas corriendo, montando en bicicleta o recurriendo a expertos en motivación para obtener los mejores resultados, como se puede extraer de este articulo de coaching deportivo.

Minoritarios, pero no sin interés

Otros deportes se pueden denominar como minoritarios, como es el caso del ajedrez, el golf o el badminton, aunque no porque se juegue poco o porque no haya gente interesada en verlos, sino porque en algunos casos no se le presta la cobertura mediática que tienen los que hemos destacado anteriormente. Incluso la caza está considerada como deporte, aunque se trate de una actividad en la que haya cierta polémica, especialmente entre quienes protegen los derechos de los animales. Lo mismo sucede con el toreo, que enfrenta posturas bastante radicales, tanto a favor como en contra. El ojeo de perdiz o la caza mayor no levantan una polvareda tan grande como la de los toros, quizás porque se trata de un deporte regulado y con unas normas contra la caza indiscriminada o su práctica en fechas prohibidas muy concretas.

De todos modos, como se puede apreciar, hay deportes para todos los gustos. Solo se tiene que decidir cuál de ellos es el que nos llena más.