Economía

Los préstamos personales, una opción a valorar

28/06/2017

Los préstamos personales, una opción a valorar

Muchas personas en alguna ocasión tienen que solicitar un préstamo personal, especialmente cuando hay que afrontar gastos inesperados que siempre pueden surgir. Desde comprar un coche nuevo, hacer una reforma de la casa, los gastos de la universidad o el dentista. A veces el sueldo o los ahorros no son suficientes para conseguir adquirir estos productos o servicios. La solución puede estar en los préstamos personales.

Actualmente hay muchas alternativas para solicitar un préstamo personal, un servicio rápido y seguro si se sabe dónde acudir. Los préstamos personales hacen posible que cuentes con ese dinero que tanto necesitas. Tú sólo debes ocuparte de elegir la cantidad que precisas y el plazo para devolver la cantidad, que puede ser de hasta 800 € y hasta 30 días. La entidad se encarga de buscar y encontrar la cantidad que necesitas.

Lo positivo de los préstamos personales es que suelen ser cantidades relativamente pequeñas, por lo que puedes devolverlo sin temor. La respuesta suele ser rápida, unos 15 minutos bastan para que te acepten la petición y el dinero estará en tu cuenta en menos de 24 horas sin salir de tu domicilio.

¿Cuál es la razón de su éxito?

Solicitar un préstamo personal es una buena manera de conseguir el dinero que necesitas y sin tener que acudir a una entidad bancaria. El proceso se produce de manera 100% online, pudiendo hacerlo desde cualquier dispositivo que esté conectado con Internet, caso de tu móvil, portátil o tablet. Estamos pues, ante una solución a cualquier imprevisto o problema sin que haya que dar más explicaciones.

Solo tienes que rellenar una solicitud, ver cuál es la oferta de crédito y aceptarlo en la página web del prestamista elegido. Vas a poder contar con la comodidad de seleccionar el plazo que más te interesa a la hora de devolver tu dinero y siempre vas a poder solicitar otro préstamo, pues los datos se quedan guardados en tu perfil de cliente.

Con un límite de 800 €, se pueden pagar facturas que te agobien, resolver imprevistos que aparecen o darte ese capricho que tanto te apetece.

No solo hay un tipo de préstamo personal, existen de varios tipos y se adaptan a tus necesidades. Actualmente el cliente es el que manda y se busca adaptar los créditos a los casos que ocurren con más frecuencia. En el mundo financiero online, existen dos modalidades de préstamos, los préstamos garantizados y los no garantizados. En el caso de los préstamos no garantizados, puedes conseguir el dinero que quieres de manera sencilla y rápido sin preguntas, aunque esto puede significar que tu crédito puede que lleve interés si solicitaste préstamos online anteriormente.

En el caso de los préstamos garantizados, necesitas contar con alguna clase de garantía o aval. Por lo general no se puede recibir un préstamo sin aval, tanto si es una persona que garantiza pagar tu deuda en caso de que no puedas devolver el dinero como si es una hipoteca sobre un bien inmueble. El resultado de esto es que si no realizas tus pagos vas a tener el riesgo de que pierdas los riesgos que entregues como aval.

Las ventajas son, que tienes la posibilidad de disponer cantidades más altas por un periodo más largo, donde el tipo de interés normalmente es más bajo y puede ser fijo o variable. Los usos más corrientes en estos casos, suelen ser compras de inmuebles de alto valor, caso de una coche o una casa.

Así pues, tienes que tomar una decisión, donde los préstamos personales como puedes ver, necesitan de garantías cuanto mayor es la cantidad. Todo depende de la cantidad que precises. En el caso de los préstamos personales de menor cantidad, es bastante sencillo tener acceso a un dinero, que a veces no se tiene y realmente supone un gran inconveniente.