Economía

¿Por qué mi empresa necesita un sistema de mantenimiento informático? Te damos las claves para entenderlo

05/07/2017

¿Por qué mi empresa necesita un sistema de mantenimiento informático? Te damos las claves para entenderlo

Es el tema del momento. Y no es para menos. El mantenimiento informático es la piedra fundamental sobre la que se basa todo nuestro universo. En un mundo donde todos nuestros datos (personales y de empresa) se almacenan, se gestionan y se distribuyen a través de servidores y de redes y que por ende, están expuestos a vulnerabilidades tanto internas como externas, se torna totalmente imprescindible contar con copias de seguridad, periódicas y fiables. Y no sólo: lo ideal es saber que tenemos como respaldo un servicio de mantenimiento y seguridad integral, que puede cubrir todos los aspectos en cuanto a lo que la tecnología se refiere.

¿Y cuáles son los puntos fundamentales que debería cubrir? Pues, entre otros, el mantenimiento informático cotidiano y en particular el mantenimiento remoto, ya que muchas veces las instalaciones y/o actualizaciones presentan problemas que son fácilmente allanados con una simple consulta telefónica. También la  virtualización de los servidores con desarrollos de proyectos VMware e Hyper-V es un punto importante, pues permite ahorrar costes desplegando escritorios para que los empleados trabajen en modo remoto y generando máquinas para entornos de pruebas con backups centralizados. Y por supuesto los servidores en el cloud, que permiten el acceso y el manejo de los datos desde cualquier lugar y con cualquier plataforma, además de solucionar el tema del Big Data, el gran volumen de datos imperante en la actualidad.

Pero todos y cada uno de estos puntos deben estar convalidados por la seguridad informática; de nada nos sirve tener el más automatizado y eficiente de los sistemas si no contamos con un buen soporte y un backup que nos asegure que nuestra datos están al resguardo, manteniendo así a salvo toda la información de nuestra empresa, además de los sistemas de antivirus, anti-malawares y firewalls. También es importante es la realización periódica de auditorías de seguridad informática, que permiten detectar “bugs”, agujeros, o riesgos informáticos y desarrollar en función de ellos medidas correctivas o  preventivas.

De todos modos, cuando todas las medidas de prevención se ponen a prueba, el mejor método para mantener segura, íntegra y protegida toda la infraestructura de una empresa es contar con un potente backup. Con la cantidad de datos que maneja una empresa hoy en día, es impensable no contar con este tipo de salvavidas. Y si bien existen muchos métodos, la mejor forma de respaldar la información es el denominado “Backup 3-2-1-“, que toma su nombre directamente de la cantidad de elementos que la componen. Veamos un poco.

El tres refiere a la cantidad de copias de seguridad que toda empresa debe tener para garantizar una pérdida de información cero. Lo más recomendado es tener tres copias porque una de ellas será el backup que se realiza a diario sobre la base de datos con la trabaja la empresa, y es la conocida bajo el nombre de “Productivo”. Este productivo tendrá a su vez un respaldo que es llamado “Histórico”. Y estos backups deberían estar a salvo en dos tipos de almacenamiento diferente. Si guardas las copias en distintos lugares (físicos o virtuales) te garantizas que cualquier problema o desperfecto de hardware o software que afecte uno de tus equipos (donde tienes por ejemplo, tus productivos)  no altere en absoluto tu histórico, pudiendo recuperarlo y seguir así seguir trabajando con total tranquilidad.

Actualmente tenemos la gran ventaja de contar con la nube, que es un sistema de almacenamiento de datos que ha ya recorrido un largo camino, permitiendo mantener en modo seguro todos nuestros datos y pudiendo acceder a ellos en cualquier momento y desde cualquier lugar. Por supuesto que también se pueden hacer copias de respaldo “físicas”, pero siempre teniendo en cuenta que las copias deben estar guardadas en servidores diferentes. Y por lo menos una de esas copias debería estar fuera de las instalaciones de la empresa.

Esto además nos muestra que ante la velocidad de los desarrollos en temas informáticos, todo lo que conocíamos hasta ahora en materia de copias de seguridad ha quedado obsoleto. Actualmente y ante la enorme cantidad de datos, los software de gestión colaboran en la gestión de la información y la cancelación de los datos duplicados y de los errores, lo que ayuda a maximizar la eficiencia.

Los procesos actuales de backup están totalmente automatizados, y una empresa que nos de soporte en el mantenimiento informático procurará las actualizaciones, los backups periódicos y una infraestructura eficaz y simple donde automatizar y centralizar los  procesos. Esto ayudará no sólo a la gestión cotidiana de los datos sino también, en caso de necesitarlo, a la recuperación sencilla y eficiente. El tiempo es dinero, y una solución moderna será la que nos ofrezca un mejor sistema de respaldo sólido, que nos permita dedicarnos a nuestro trabajo, con tranquilidad.