Sociedad

El injerto capilar en Turquía, en auge

05/07/2017
Foto del avatar

author:

El injerto capilar en Turquía, en auge

El implante capilar está de moda. En esta página web dan buena prueba de ello. Las facilidades a la hora de acceder a un trasplante capilar invitan a solicitar el pack que ofrecen. Por menos de 2.000 euros cualquiera puede plantarse en Turquía, en manos de los mejores profesionales, y volver con su nueva cabellera como si nada hubiera pasado. Un precio realmente económico teniendo en cuenta los precios que se mueven en España. No es de extrañar que cada vez más hombres decidan hacer la maleta, coger el avión y marcharse de turismo de salud, como se conoce actualmente a este fenómeno.

Un atractivo pack ‘todo en uno’

En internet puede comprobarse que realizarse el injerto en Turquía es exactamente igual que hacerlo en España. Basta con echar un vistazo a YouTube o a sitios webs relacionados para comprobar que la gran mayoría de pacientes están más que satisfechos después de su intervención en tierras otomanas. El pack que puede adquirirse por un precio más que competitivo incluye, entre otras cosas, un implante de cabello a través del método FUE de hasta 5.000 unidades foliculares (cada una de ellas puede contener de uno a tres pelos); plaquetas con factores de crecimiento PRP, la anestesia local, el control y medicación post operatorio y, a fin de cuentas, todo lo que cualquier paciente necesita para realizarse la operación en una clínica capilar. En ese sentido, las preocupaciones son mínimas.

Este tipo de packs a precio cerrado evitan ante todo la sorpresas de última hora y quienes lo han experimentado hablan muy bien de ello. También está la opción de realizar un viaje conjunto con otras personas en la misma situación para socializar y compartir experiencias tanto antes como después de la operación. En cualquier caso, el pack también incluye alojamiento, traslado desde el aeropuerto al hotel y al hospital, asistencia personalizada y traductor y, como no podía ser de otra manera, garantía de por vida de unas unidades foliculares implantadas. Lo que no incluye este tipo de packs es el vuelo, por lo que es uno mismo quien debe costearse el billete de avión bajo las instrucciones del pack solicitado.

La técnica FUE, la más revolucionaria y cómoda

El método utilizado a la hora de realizar el injerto de pelo es la conocida como técnica FUE. Se trata de la técnica más avanzada del momento para realizar un injerto de pelo, pues destaca por ser mínimamente invasivo, reduce la posibilidad de cicatrices tras la operación y es la más cómoda para pacientes y cirujanos. Básicamente lo que se hace con esta técnica de implante de pelo es extraer uno por uno los folículos pilosos, algo que anteriormente, con la técnica FUT, no sucedía. Se retiran de las zonas más pobladas de la cabeza (normalmente la parte de atrás, donde el cabello no se cae) y se implantan allí donde el paciente los necesita.

El resultado en este tipo de operaciones no es inmediato y necesita su tiempo. Al menos serán necesarios tres meses para que los resultados sean notorios. Una vez que el paciente dispone de su nuevo pelo, al cabo de un mes aproximadamente ve como se le vuelve a caer para que de nuevo, y con más fuerza, nazca y crezca el definitivo. El cabello implantado no vuelve a caerse y logra devolver al paciente esa confianza y seguridad que en muchos casos se pierde entre las personas alopécicas y que son las que le acaban incitando a pasar por una clínica. Si bien hace un tiempo parecía imposible que esto sucediera, ahora es cada vez más natural que los hombres reconozcan y admitan con total franqueza haberse realizado un injerto capilar.

El precio, por la mitad que en España

Para quienes se preguntan por qué en Turquía este tipo de intervenciones es tan barato comparado con el precio que tiene en España, la razón es que en las clínicas de Estambul se cobra al paciente por las horas empleadas por parte del equipo médico, que suelen rondar las seis u ocho horas y en las que pueden llegar a implantar hasta 5000 grafts. Bajo la técnica FUE, en España pueden llegar a cobrar entre 5.000 y 10.0000 euros, dependiendo del tamaño de la alopecia. Por ello es cada vez más común adquirir un pack ‘todo en uno’ en Turquía y ahorrarse un buen pellizco del que no todo el mundo dispone.