Sociedad

Cómo combatir el calor este verano

09/07/2017

Cómo combatir el calor este verano

Estamos en pleno verano y se nota. Pero además, las previsiones apuntan a que este año notaremos unas temperaturas más altas de lo normal, por lo que los expertos avisan de que es muy necesario combatir el calor y refrescarnos durante todo el día. Algunos consejos se repiten todos los años, por lo que son muy conocidos. Otros son relativamente nuevos, en especial los que afectan a los sistemas de climatización que hoy se encuentran disponibles.

Uno de los años más calurosos que se conocen

Algunos medios se han hecho eco de que 2017 será muy caluroso. Mucho más de lo que solemos estar acostumbrados, con olas de calor frecuentes no solo aquí, sino en otros lugares del mundo.

Estas olas de calor no son extrañas durante el verano, aunque los expertos avisan de que el calentamiento global y el cambio climático está haciendo que cada vez haya más, y que sean mucho más largas e intensas de lo normal. Además, los meses previos al verano también fueron más calurosos, lo que hace que protegernos de las altas temperaturas se haya convertido en una necesidad.

Así que si este verano tienes la sensación de que no has vivido días tan calurosos como algunos de los que vas a vivir, no pienses que es porque de un año a otro se nos olvida, como algunos se adelantan a decir siempre. Realmente vamos a pasar por días más tórridos de lo habitual.

La hidratación, esencial para combatir el calor

El cuerpo pierde agua a medida que pasa el tiempo. Y tenemos la costumbre de beber cuando la sed es intensa. Sin embargo, hay que mantenerse bien hidratados, bebiendo incluso aunque no sintamos sed. De este modo nuestro organismo podrá funcionar mejor y sudar, que aunque te parezca algo negativo es el mecanismo natural del cuerpo para refrescarnos.

Bajar las persianas y echar las cortinas

Este es otro de los consejos contra el calor más repetidos. Y es que la sombra es uno de los remedios más eficaces para bajar unos grados la temperatura. Si bajas las persianas y corres las cortinas, evitarás que el sol entre en casa y caliente demasiado. Puede que te parezca exagerado, pero de este modo se reduce la temperatura interior entre 5 y 10 grados.

Hacer un uso responsable del aire acondicionado

Si tienes aparatos de aire acondicionado en casa, ajusta la temperatura y mantenla en verano a 26 grados. Además, procura encenderlo unas cuantas horas solamente, en lugar de tenerlo puesto todo el día. Piensa que el aire acondicionado es uno de los aparatos que más energía consumen, y que bajar solo un grado la temperatura aumenta en un 8 % adicional el gasto de electricidad, incluso más si se trata de un aparato con algunos años.

Si puedes aguantar, lo ideal es que no lo enciendas o que busques sistemas de climatización más eficientes. La bioclimatización, por ejemplo, es un sistema que se vale del aire exterior y lo evapora para crear humedad, haciéndola circular por la estancia y reduciendo la temperatura de una forma natural, efectiva y económica. El consumo de estos sistemas es mínimo, ya que una vivienda de tamaño medio se puede convertir en confortable con un equipo de unos 500 vatios de potencia, un consumo mínimo y sin necesidad de utilizar gases que pueden ser peligrosos, como los de los aires acondicionados convencionales. Además, se pueden tener abiertas puertas y ventanas para que el aire circule, a diferencia de otros sistemas que obligan a mantener completamente cerrado el espacio que se quiere climatizar.

– Cómo funciona la bioclimatización

Este novedoso sistema utiliza un ventilador que canaliza el aire caliente a través de un filtro húmedo, que hace que se evapore el agua de forma eficaz y el ambiente está más fresco, reduciendo incluso las consecuencias de un aire muy seco.

Para que funcione es necesario que haya una zona abierta, normalmente una puerta o una ventana, desde la que se obtiene el aire. Otro espacio abierto hará que el aire viciado salga y se vaya renovando.

Precisamente eses es uno de los beneficios de la climatización evaporativa, porque la renovación continua del aire hace que este sea mucho más limpio y saludable, reduciendo los problemas de alergia y afecciones pulmonares. De hecho, los cálculos hablan de un aire totalmente nuevo cada 3 minutos.

Por estos y otros motivos, los expertos recomiendan un cambio a este tipo de sistemas de climatización. Con ecológicos y reducen de manera importante el coste en energía, por lo que también es una forma de bajar las temperaturas muy saludable para nuestro bolsillo.

Cuidado con las horas más calurosas del día

Siempre que sea posible, hay que tratar de evitar estar en la calle durante el tiempo en el que el sol aprieta más. Sobre todo si se ha declarado una ola de calor. Según los expertos, estas horas comprenden la franja que hay entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Durante ese tiempo, conviene estar a cubierto y lejos de los rayos del sol.

Si por algún motivo hay que estar expuestos, que no falte la protección solar. Cremas, gorras y mucha agua a mano para que nuestra piel se enfrente a los rayos lo mejor preparada posible. Una sombrilla o un paraguas, pese a que alguien se ría al vernos por la calle, es un gran aliado.

En realidad, para combatir los efectos de las olas de calor los trucos suelen ser los mismos de siempre. Una hidratación adecuada, buscar la sombra y hacer un uso responsable de los recursos que tenemos a nuestra disposición. Sobre todo este último punto, ya que cuando llega la factura de la luz y vemos cuánto hemos gastado al poner en marcha los aparatos de climatización, puede que acabemos helados. Aunque lo cierto es que esta sensación no hace que la temperatura baje de verdad…