Viajes

Conil de la frontera, un destino de lo más apetecible

13/07/2017

Conil de la frontera, un destino de lo más apetecible

A la hora de buscar alojamiento en Conil de la Frontera las opciones son variadas, pero los visitantes gustan de contar con fáciles accesos a la zona de ambiente y a los restaurantes, lugares donde se concita buena parte de los habitantes. El tapeo en la zona es magnífico y existen sitios donde tapear con los amigos, o pasarlo bien hasta altas horas de la noche. En resumen, una buena elección garantiza disfrutar de los muchos atractivos turísticos que nos ofrece la ciudad.

Una de las opciones bastante adecuadas es el Hostal Torre de Guzmán, que se sitúa en el casco histórico de la localidad, a pocos metros de la playa de Los Bateles. El hostal tiene restaurante con todos los platos típicos de la zona, un patio andaluz encantador y heladería. Cuenta con grandes opiniones de los usuarios, pues a su inmejorable ubicación, se le suma un personal atento con conocimientos de la zona para que el huésped pueda aprovechar al máximo la estancia. La limpieza de las habitaciones se hace a diario y cuenta con red Wi-Fi, algo bastante útil para estar siempre conectado y así planear las visitas con antelación.

El hotel cuenta con la gran ventaja de estar en todo el centro, con lo que todo pilla muy cerca. Los lugareños suelen recomendar comenzar por el Paseo Marítimo, donde pueden verse monumentos como la Torre de Guzmán, La Chanca y Santa Catalina. No son grandes distancias, por lo que conocer los sitios de más interés turístico es bastante accesible.

Si los huéspedes tienen su propio coche, tienen a tiro de piedra Barbate y Chiclana de la Frontera, a unos treinta minutos conduciendo desde la casa de huéspedes.

En los alojamientos es importante la situación, pero aún lo es más dar con un hostal de buena relación calidad/precio, que tenga su encanto y que además pueda ofrecer un ambiente acogedor, sumado a un trato familiar.

¿Qué tiene Conil para el visitante?

Conil es una localidad que tiene gran fama en cuanto a la tradición marinera. Conocida por sus calles estrechas y cuyas casas están pintadas en riguroso blanco. Lo que podemos esperar de un típico pueblo andaluz de postal. Situada en un entorno idílico que le dan sus indudables atractivos turísticos.

Localidad con una historia importante en las épocas romana y visigoda, este pueblo turístico, ha sabido mantener su carácter propio, En las fortificaciones medievales se pueden ver todavía los lienzos de sus murallas en la Puerta de la Villa y en un baluarte que las fortificaba.

Desde las torres vigía de Roche, Puerco y Castilnovo, se veían en los siglos XVI y XVI los ataques piratas o las invasiones y la simbólica Torre de Guzmán, formó parte del antiguo castillo, siendo el núcleo alrededor del que se formó la población.

En la Plaza del Castillo, están la Iglesia Parroquial de Santa Catalina y la Casa Consistorial. Otros de los monumentos destacables con el Hospital de la Misericordia, la Ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno (patrón de la localidad) o en Convento de Nuestra Señora de las Virtudes y la Ermita del Espíritu Santo.

En cuanto a la cocina, destacan platos como el morrillo de atún, el cazón en adobo, los calamares rellenos, chocos con patatas, arroz con cardillos, etc.

Playas idílicas y unos pinares testimonio de los tesoros naturales de Conil de la Frontera

Aunque hemos hablado de la playa de Los Bateles, merece la pena hablar de más playas. Los 14 kilómetros de litoral hacen que haya playas para todos los gustos. la arena blanca fina es la protagonista, con unas aguas transparentes que hacen posible la práctica de todo tipo de deportes náuticos y una belleza simplemente espectacular.

Si bajas al pueblo, puedes encontrar la playa de Castilnovo, bastante extensa, además de La Fontanilla, El Roqueo y la Fuente del Gallo, que son más pequeñas, pero también acogedoras. Destacan también las calas,. como las de Camacho, Pitones, Melchor, la del Aceite o la Cala Encendida.

En cuanto a los pinares, destacan los de Roche y el Colorado. Aquí podemos encontrar especies en extinción, caso de la importante población presente de enebro o el fartet, un pez pequeño hermafrodita que encuentra su hábitat en el Río Roche.

Conil es un lugar que merece la pena conocer y que da muchas posibilidades para el visitante, solo tienes que decidir el alojamiento, reservar unas fechas y prepararte para descubrir una de las localidades más bonitas de España.