Economía

Housers, la plataforma inmobiliaria española de crowdfunding ya invierte en Italia

19/07/2017

Housers, la plataforma inmobiliaria española de crowdfunding ya invierte en Italia

Housers, la plataforma de crowdfunding inmobiliario creada en España y que celebra su recién expansión a Italia está dando mucho que hablar en los mercados financieros, puesto que gracias a ella los pequeños inversores también pueden hacerlo en el mercado inmobiliario, muy revitalizado en el último año.

Desde que el crowdfunding entró en España las cosas han cambiado mucho. El crowdfunding o micromecenazgo hace posible que a través de pequeñas cantidades de dinero, de aportaciones de muchas personas, se puedan financiar distintos proyectos.

El inversor recibirá recompensas que se pactan antes de que el proyecto se realice y esto lleva a muchas personas a invertir en proyectos a través de esta fórmula en sectores en los que no habrían entrado de otro modo.

El mercado inmobiliario es uno de estos sectores cerrado hasta ahora para los inversionistas más modestos que es lo que a paliado la plataforma Housers ya que a través de ella se pueden invertir pequeñas cantidades de dinero sobre bienes inmuebles y obtener una parte de los beneficios de estos inmuebles al ser puestos en alquiler o como plusvalía de su venta. Los usuarios que opinan que es una buena opción de negocio y que se sienten beneficiados por la plataforma de inversión, cuentan cómo su inversión dio un rendimiento de hasta un 30 por ciento en pocos días. Muchos de ellos no han invertido más de 100 euros en la compra de un piso para pasar a ser multipropietarios de un inmueble sin ningún otro tipo de trabajo, ya que la plataforma Housers se ocupa de todo el papeleo burocrático y de buscar inquilinos o compradores, llevándose un porcentaje por sus gestiones, y una vez puesto el piso en el mercado del alquiler o el de la compra venta se reparten beneficios entre los inversores.

Una pequeña revolución que permite hacer entrar en el sector inmobiliario a pequeños inversionistas

El riesgo, como en todas las inversiones, existe, pero a juzgar por los comentarios de los usuarios de la plataforma, la satisfacción en relación a sus inversiones es realmente alta. Todas las dudas sobre las operaciones de Housers se comentan abiertamente en los blogs de economía de Internet. Hace pocos meses, en la web de InversorGlobal se publicaba un artículo sobre Housers en el que se valoraba la plataforma de economía colaborativa del sector inmobiliario a la vez que se hacía la pregunta de si invertir en ella es un riesgo o es rentable. Que el año pasado se movieron más de 250 millones de euros en las plataformas de crowdfunding como Verkami es un hecho que no deja lugar a dudas, pero este dinero se movió para proyectos culturales o solidarios. Que Housers lance la primera plataforma de crowdfunding inmobiliario no deja de ser una gran novedad, incluso una pequeña revolución que permite hacer entrar en el sector inmobiliario a pequeños inversionistas que pueden invertir desde 50 euros en inmuebles y dependiendo del tiempo de la inversión alcanzarán un rendimiento que puede llegar al 18 por ciento.

Al albur de esta iniciativa han ido apareciendo más plataformas y a la hora de invertir hay que escoger la que de una información mayor y más clara a los inversionistas, que gracias a ellas pueden diversificar más sus inversiones y entrar en un sector siempre en movimiento que también puede resultar extremadamente volátil.

Minimizar los riesgos e invertir incluso en inmuebles destinados al turismo de temporada son dos de las muchas opciones que se dan desde Housers en la que se pueden leer más opiniones de usuarios que se muestran muy satisfechos de colaborar con la plataforma para ampliar sus bienes inmuebles.

El salto a Italia: Pros y contras de invertir en la plataforma Housers

Una nueva forma de inversión ha llegado a nuestro país y ésta ya ha dado el salto a Italia para entrar en el mercado inmobiliario del país vecino, más concretamente en la ciudad de Milán donde los multipropietarios de los pisos amplían sus inversiones confiando en los profesionales de Housers que han encontrado un filón en la capital de la moda del mundo. La tendencia de inversión está a la alza y esto favorece a los promotores que cuentan con capital privado y no con las presiones que ejerce la banca. Esta nueva forma de alentar el mercado inmobiliario ha despertado el interés de los economistas que observan cómo se ponen grandes cantidades en circulación y lleva a convertir en multipropietarios a los pequeños inversores.

Entre los contras de esta opción está la necesidad del usuario de saber si se está invirtiendo en un inmueble o en una sociedad limitada, lo que varia mucho el valor y el riesgo de la inversión o las valoraciones fantasmas que llevan cabo ciertas plataformas, aunque los pros son mucho más y se centran en el alto rendimiento de las inversiones y la posibilidad de diversificarlas. Housers es la primera empresa de estas características que se centra en inmuebles en las mejores zonas de las ciudades de Madrid, Barcelona y Valencia. Con 24.000 usuarios y más de 250 millones de euros captados, así como 100 inmuebles en cartera, esta empresa ha conseguido llevar el crowdfunding al sector inmobiliario, una fórmula que ha venido para quedarse y que en cierto modo democratiza el mundo de la inversión.

Los mercados financieros clásicos se van desplazando para dar entrada a estos nuevos métodos participativos cuyos créditos no se consiguen en la banca ni en otros sectores.

Seguridad, transparencia y rentabilidad son tres de los aspectos que dan atractivo a este tipo de inversiones que ya cuentan con miles de usuarios en España que publican en blogs personales y foros las opiniones positivas que sienten tras haber realizado las primeras operaciones. El hecho de que Housers se haya abierto ahora al mercado italiano ha hecho que el interés de los inversionistas se haya disparado, lo que hace pensar de que estamos ante un tipo de plataforma que marcará las inversiones del futuro y definirá el mercado financiero que esta vez estará abierto para beneficio de todos.