Sociedad

Mantenimiento de edificios: puntos clave

08/08/2017

Mantenimiento de edificios: puntos clave

Tanto los que vivimos en grandes núcleos urbanos como quienes lo hacen en zonas rurales saben lo importante que es prestar atención al mantenimiento de nuestro hogar. Sin embargo, los primeros también debemos hacer lo mismo en el bloque de viviendas en el que habitamos, algo que a menudo se olvida y que solo se atiende cuando no queda más remedio. Nadie se acuerda del ascensor hasta que deja de funcionar, o de la pintura del aparcamiento hasta que se filtran humedades, por ejemplo. Sin embargo, hacer un buen mantenimiento reduce los costes y ayuda a que todo siga en prefecto estado. Estos son algunos de los puntos básicos que merece la pena atender.

Ascensor

Salvo que vivamos en un bajo, el ascensor es una pieza clave en cualquier edificio. Hasta los vecinos del primer piso lo utilizan, pues al fin y al cabo es muy útil para subir la compra y no recurrir a las escaleras. Por eso, cuando deja de funcionar todo el mundo parece asustado.

Teniendo en cuenta el ritmo de trabajo de esta máquina, es importante darle la debida atención. No solo un mantenimiento normal, sino hacer los ajustes necesarios para que sea más eficiente, cómodo y silencioso. Por ejemplo, el motor para ascensor gearless es una forma de mejorar la seguridad y reducir el consumo de energía, lo cual también es algo a tener en cuenta. Empresas como ceginnova apuestan por estos motores como una solución a los convencionales, mucho más ruidosos y molestos, además de menos eficientes a nivel energético.

No lo dudes. Un buen mantenimiento en el ascensor en mucho mejor que esperar a sufrir una avería, con el riesgo de quedarse encerrado que eso supone.

Fachada

La fachada es otro de los elementos a los que no se le presta atención hasta que es tarde. Una mano de pintura no siempre es suficiente, ya que de vez en cuando es necesario revisar a fondo el estado de los materiales del exterior. Nunca se sabe cuando puede haber un ladrillo suelto, un trozo de cemento a punto de desprenderse o una teja en mal estado. Un mantenimiento preventivo adecuado puede reducir los problemas y atenderlos antes de que surjan. Además, es una forma de ahorrar, porque resulta mucho más barato reparar un desperfecto antes de que vaya a más.

Aparcamiento

En los edificios en los que hay plazas de aparcamiento, esta zona también es un punto importante en cuanto al mantenimiento. Desde el buen estado de las protecciones de parking para que tanto los coches como las paredes y columnas estén como deben, hasta las tuberías y los conductos de ventilación para evitar humedad y condensaciones, todo requiere una revisión y tareas de mantenimiento con las que asegurarse de que todo está como debe. Teniendo en cuenta también que la cimentación depende en gran medida del estado de esta zona, es algo que no se puede descuidar tampoco. Una fuga, por pequeña que sea, deberá repararse de inmediato y no restarle importancia.

Estos 3 elementos se pueden considerar los puntos calientes de un edificio de viviendas u oficinas. Prestarle la debida atención no es demasiado tedioso y además es una forma muy efectiva de ahorrar mucho dinero, ya que una avería o desperfecto en cualquiera de ellos supondrá un desembolso muy superior al que habría sido necesario si se hubiera detectado con suficiente antelación. Si vives en una gran ciudad, recuerda que tu casa no empieza desde tu puerta, sino desde la calle.