Sociedad

Un breve análisis de los tipos de fósiles y su importancia en la actualidad

09/08/2017

Un breve análisis de los tipos de fósiles y su importancia en la actualidad

Se trata de restos de animales, plantas u otros restos de organismos que debido a la acción de ciertos minerales quedan fosilizados sobre las rocas. Las películas e incluso las series animadas utilizan a los fósiles como coprotagonistas de aventuras para el mundo de adultos o el infantil y éstos pueden ser muy distintos entre sí. Los fósiles guías se encuentran en grandes cantidades y están formados en base a organismos ya extinguidos hace mucho tiempo.

Los subfósiles son más antiguos y están compuestos con organismos de más de once mil años de antigüedad, mientras los fósiles problemáticos son aquellos sobre los que los paleontólogos no se ponen de acuerdo sobre los organismos que los forman y quedan en este departamento hasta poder llegar a ser clasificados en alguna otra categoría. Después encontramos los pseudofósiles, que tienen apariencia de que los ha creado algo orgánico pero en realidad no es así y también los fósiles químicos, que provienen de restos de sedimentos y de petróleo y son los que permiten a los expertos poder determinar una reconstrucción acertada sobre el escenario donde se produjeron.

Se le llama fósiles vivientes a las especies animales que guardan parecido con la morfología de algunos tipos de fósiles, pero esta nomenclatura es informal. El celacanto, un pez encontrado en las costas africanas a principios del siglo pasado, es uno de estos fósiles vivientes, un animal que se creía desaparecido.

Los tipos de fósiles petrificados constituyen una copia exacta de los organismos petrificados, siendo los más vistos los que reconstruyen el esqueleto de algún animal en el que puede verse claramente su formación ósea y los fósiles gelificados que se han hecho sobre el hielo. Éstos no son los más comunes pero si muy sorprendentes y de difícil estudio por las dificultades en su manipulación. Y finalmente los fósiles compresores, fósiles incluidos o fósiles impresos terminan por cerrar esta primera clasificación de los tipos de fósiles conocidos hasta la fecha, los mismos que incluso han servido para alentar la imaginación de los joyeros que imitan fósiles incluidos para gargantillas. Estos son los que muestran un ser vivo, como puede ser un insecto fosilizado entre ámbar u otros minerales bellos a la vista.

 

Los fósiles son decisivos para determinar aspectos sobre nuestra procedencia y la de nuestro entorno

Los procesos de fosilización y los minerales que intervienen en ellos también son estudiados al milímetro, ya que los fósiles dan mucha información sobre los organismos vivos y por ende, sobre los seres humanos. La paleontología es una rama de la ciencia que trabaja pareja a la Geología y a la Biología evolutiva y es capital para determinar aspectos sobre nuestra procedencia y la de nuestro entorno.

La tecnología avanza a pasos agigantados y si a finales de los años 90, cuando se informó de que se podía conseguir ADN de los fósiles, algunos se mostraron escépticos, aunque ya en el año 2000 este ADN podía conseguirse fácilmente a través de maquinaria adecuada, lo que supuso un paso de gigante para conseguir nueva información sobre los fósiles que ha contribuido a despejar dudas sobre la evolución humana y animal.

Pronto podremos reconstruir la vida de siglos pasados con un margen de error muy pequeño y esto se lo debemos a los fósiles que no solo se encuentran en los Museos de Paleontología como los de Berlín y Chicago, sino también en colecciones privadas, pues las reproducciones o los mismos fósiles también se usan como elementos decorativos.

Un esqueleto de lagarto o de pez pueden embellecer una estantería y esto sería algo así como si en el futuro los habitantes de la tierra tuvieran en sus paredes huesos de nuestras mascotas. En fin, hay gustos para todo.