Sociedad

Cómo alquilar en Barcelona pisos de propietarios

14/08/2017

Cómo alquilar en Barcelona pisos de propietarios

El proceso de alquilar un piso en la Ciudad Condal directamente a través de su propietario es verdaderamente complicado teniendo en cuenta varios factores que se suman dando pie a una tarea tediosa y, en muchas ocasiones, imposible. El primero de ellos guarda relación con la popularidad que tienen los pisos sobretodo en España, tratándose del tipo de vivienda que goza de una mayor demanda. Por otra parte, Barcelona es una ciudad en la que ya de por sí escasean los pisos disponibles para arrendar tanto por los aspectos positivos que conlleva el hecho de vivir en dicha urbe como por la preferencia de muchos individuos que desean optar por esta vía en lugar de solicitar una hipoteca para adquirir una casa. A pesar de todo ello puedes realizar un alquiler en Barcelona de pisos directo propietario, aunque es imprescindible saber cómo hacerlo para que no acabe resultando en un quebradero de cabeza.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que un gran porcentaje de las viviendas disponibles en la Ciudad Condal son gestionadas por agencias de alquileres, lo cual acarrea una serie de ventajas, aunque también da pie a diversos aspectos negativos con los que ciertos usuarios no quieren tener que lidiar. Uno de los más importantes es el del incremento de precio. Y es que optar por un piso que es arrendado por el propietario sin la intermediación efectuada por parte de un tercero acaba resultando más económico, factor que es muy relevante sobretodo hoy en día debido a que la crisis monetaria sigue causando estragos en la sociedad española. Ello da pie a que este tipo de domicilios escaseen, aunque afortunadamente existen servicios online que elaboran un listado de todos ellos para que seas de los primeros usuarios en tener acceso a los mismos y puedas presenciarte cuanto antes en el que te interesa con los objetivos de valorar físicamente el estado del inmueble y negociar con el dueño en caso de que lo consideres oportuno.

Tras acceder a uno de estos portales en los que se listan todos y cada uno de los pisos que no provienen de agencias de alquiler debes valorar el hecho de que aquellos que ya llevan un mínimo de dos días publicados probablemente ya estén a punto de ser arrendados fruto de la elevada demanda y de la poca oferta disponible en la actualidad. Así pues, es fundamental ordenar los anuncios por fecha con tal de que primero aparezcan los más recientes. Solo de esta manera tendrás probabilidades de convertirte en el afortunado que realiza la primera llamada y queda con el propietario del piso para tratar directamente con él sin que entren en juego terceras personas como los trabajadores de las mencionadas agencias.

A día de hoy existen múltiples servicios en línea que cuentan con una limitada oferta de pisos de propietarios, pero conviene acceder principalmente a aquellos cuyo abanico de viviendas publicadas es mayor. Gracias a ello te será algo más sencillo dar con una morada que verdaderamente satisfaga tus necesidades y que entre dentro del presupuesto que previamente hayas fijado. Tras hallar el anuncio ideal tienes la posibilidad de establecer contacto a distancia con el dueño a través del portal en cuestión con tal de realizar los ajustes económicos que ambos estiméis adecuados y plantearle las dudas que te puedan surgir en relación al estado de la vivienda. No hay nadie mejor que el propietario de un domicilio a la hora de responder a cuestiones relacionadas con el mismo, ya que en líneas generales las agencias únicamente cuentan con información limitada y no son capaces de aportar el punto de vista de alguien que ha vivido en el lugar durante una cierta cantidad de tiempo.

Recurrir a este tipo de portales que destinan todos sus recursos a encontrar los pisos de propietarios disponibles y publicarlos en la red es la mejor opción, pero también puedes optar por el método tradicional que consiste en recorrer las calles de Barcelona en las que te interese vivir hasta dar con alguna vivienda que tenga colgado el típico cartel de “se alquila”. En caso de que prefieras tratar de forma directa con el propietario puede que te sea algo complicado, puesto que en ocasiones algunos letreros parecen hechos por los dueños de los respectivos domicilios, encontrándote a posteriori con la respuesta de una agencia al llamar al número de contacto que aparece en ellos.

Dadas las dificultades y los contratiempos que surgen al elegir la vía clásica de efectuar trayectos físicos en busca del inmueble ideal, tales como el agotamiento que supone y los gastos que acarrea en términos de transporte, lo más conveniente es acudir a los sitios web mencionados con anterioridad en los que todo son facilidades al alquilar un piso en Barcelona directamente a través del propietario en cuestión, teniendo al alcance de un clic todos aquellos domicilios que actualmente están disponibles para arrendar.