Salud

Las infecciones causadas por hongos muestran un aumento en la sociedad y afectan al 75% de las mujeres

18/08/2017

Las infecciones causadas por hongos muestran un aumento en la sociedad y afectan al 75% de las mujeres

Estudios han revelado que cerca del 75% de las mujeres han tenido por lo menos una infección por hongos al menos una vez en su vida, algo que generalmente se presenta acompañado de ardor al orinar, picazón intensa y secreción de un flujo espeso de color blanco.

El estudio confirmó que más de 80 millones de personas en Estados Unidos han presentado problemas con hongos, de los cuales el 70% eran mujeres, y si crees que tienes problemas o infecciones por hongos, deberías observar si presentas algunos síntomas de Candida como: aumento de peso, fatiga crónica, alergias a los alimentos, migrañas, síndrome del intestino irritable, síndrome premenstrual, entre otros.

Para obtener mejor información sobre los hongos y cómo eliminarlos recomendamos la lectura del libro Infecciones por hongos no más.

¿Qué ocasiona las infecciones por hongos?

Bajo unas circunstancias normales, por lo general la Candida albicans es una parte de la piel, intestinos y, en el caso de las mujeres, la vagina. El problema comienza cuando las células de Candida comienzan a desarrollarse rápidamente y, su el sistema está fuera de balance debido a una alimentación poco saludable o tomas medicamentos prescritos, la Candida puede crecer sin ningún control de forma muy acelerada.

Las infecciones por hongos, en las mujeres por lo general, ocurren cuando cambia la acidez normal de la vaginal, permitiendo que los hongos se multipliquen con mayor facilidad.

Toda mujer (y algunos hombres) llegan a experimentar infecciones genitales por hongos, pero éstas son más comunes en las personas que tienen sus defensas bajas por un sistema inmunológico debilitado.

Las probabilidades de que se presenten problemas de hongos aumentan cuando se presentan cambios hormonales, como podría ser durante el embarazo, si se tiene diabetes o si se usan corticosteroides o antibióticos.

De la misma forma que con aquellos problemas que se relacionan con los hongos, la infección ocurre debido a que el organismo está desequilibrado, permitiendo que la Candida que ya está presente en el cuerpo se multiplique fácilmente y cause más enfermedades.

Un error muy común es tratar la infección con alguna crema anti-hongos de venta libre y asumir que una vez que los síntomas han desaparecido el problema está resuelto. Pero es importante tener en cuenta que éstas cremas solo tratan los síntomas, no tratan la causa del crecimiento de los hongos.

Cómo prevenir el crecimiento excesivo de hongos

Para que puedas prevenir el crecimiento excesivo de los hongos, tienes que crear un ambiente en el que su proliferación sea complicada. Por lo general el equilibrio de los organismos del cuerpo se ven afectados y contribuyen al crecimiento excesivo de los hongos.

Causas principales de la aparición de hongos

  • Tomar antibióticos que maten a las bacterias buenas y a las malas.
  • Consumir mucha azúcar y granos. Tienes que saber que la azúcar es el combustible de los hongos. Cuando tengas un problema de infección crónica por hongos no te podrás recuperar si no limitas o eliminas el consumo de azúcar, granos, frutas o jugos de tu dieta, ya que todos esos alimentos “alimentan” a los hongos.
  • Exponerse a toxinas ambientales debilita el sistema inmunológico y no puede mantener la Candida controlada.
  • El estrés crónico también afecta el sistema inmunológico y le impide combatir los hongos.
  • Tomar medicamentos como pastillas anticonceptivas o corticosteroides, promoviendo el crecimiento de los hongos.

Alimentos que debes evitar:

  • Vinagre
  • Pan
  • Alcohol
  • Hongos (fungus)
  • Cacahuates
  • Zanahorias
  • Remolachas
  • Patatas
  • Quesos añejos
  • Maíz
  • Cacahuates

Cómo prevenir el crecimiento excesivo de los hongos

  • Tener una buena alimentación rica en pollo, carne, frutos secos, vegetales, semillas, huevos y aceites saludables.
  • Hacer ejercicio
  • Asegurarse de consumir todas las vitaminas y minerales que el organismo necesita

Estos son solo algunos puntos que puedes tener en cuenta para evitar que el problema se agrave.