Sociedad

¿Te toca preparar la cena de empresa?

20/09/2017

¿Te toca preparar la cena de empresa?

Tras las vacaciones, el final del año se acerca, y con él una serie de acontecimientos en el mundo laboral. Se cierran las cuentas del último ejercicio, y si todo sale como se espera habrá fiesta de empresa, uno de los momentos que se esperan con más ganas por parte de algunos, aunque para otros sea poco más que una obligación. Sea como sea, las cenas de empresa suelen ser motivo de comentarios hasta bien entrado el año siguiente, así que es importante organizarlo todo bien. Si este año te toca a ti hacerlo, no esperes al último momento.

Ten claro cómo quieres que sea

Si eres tú quien tiene que encargarse de organizar la cena, no te dejes llevar por lo que opinen otros porque si no acabarás con un gran dolor de cabeza y sin saber qué hacer. Ten en cuenta que cada quien tiene sus propias opiniones, así que si hay varias opciones elegirán una diferente cada uno.

En su lugar, organiza tus ideas y compara las opciones que hay a tu alcance. Si tienes el valor de decidir por tus propios medios, nadie se enfadara porque no se tuvo su opinión en cuenta. Al fin y al cabo, si te han dejado a ti ese encargo, lo normal es que sean tus opiniones las que se hagan notar.

Trata de innovar, pero no te pases

Las novedades suelen ser bien acogidas, aunque a veces es posible pecar de demasiado innovador. Si te pasas, seguramente no consigas que la cena se recuerde por aspectos positivos. Ten en cuenta que es una cena de empresa, no una fiesta loca, así que lo ideal es buscar algo que no sea excesivamente llamativo. Deja los espectáculos subidos de tono para otra ocasión y busca algo que pueda gustarle a todo el mundo, desde el más serio hasta el más extrovertido.

Busca un lugar con buena ubicación

Los platos que se van a servir no son lo único que importa cuando pienses en el sitio. También tienes que asegurarte de que el lugar sea accesible para todos y que no hay problemas para llegar o irse a la hora que cada quien prefiera.

Lo mejor para las cenas de empresa en Madrid es un sitio al que se pueda llegar en transporte público y que cuente con aparcamiento para quienes prefieran coger su coche. Así nadie tendrá que estar esperando a que lo acerquen a casa, por ejemplo si eliges un sitio apartado y vais en un autobús todos juntos.

No te dejes llevar por los comentarios

Por mucho esfuerzo que hayas puesto en la organización de la cena, siempre habrá alguien a quien no lo parezca bien. Sobre todo cuando se trata de una empresa de gran tamaño, lo normal es que la mayoría no sepa nada de quien está detrás de todo, así que puede que te encuentres con que un compañero critica algún detalle, o que lo escuches de paso. No te lo tomes como algo personal ni te enfades.

El alcohol, con moderación

Uno de los grandes problemas a veces es el exceso de alcohol, cuando alguien se pasa un poco y acaba por arruinar toda la velada. Para evitarlo, controla bien la cantidad de bebida que se sirve y procura que nadie se exceda. Si quiere beber más, cuando acabe la cena que haga lo que quiera. Pero mientras esté bajo tu control, asegúrate de que todo el mundo se mantiene en un estado aceptable.

Empieza a prepararlo desde ya, porque aunque te parezca que aún queda mucho tiempo, en cuanto te des cuenta habrá llegado la fecha. Ser previsor te permitirá hacerlo todo con calma.