Sociedad

Beneficios de las luces LED

27/09/2017

Beneficios de las luces LED

La iluminación tanto del hogar como de entornos laborales, así como zonas exteriores, etc. Es imprescindible a día de hoy, y uno no se podría imaginar la vida sin esta forma lumínica en los diferentes ámbitos para los que son útiles. Por eso, si se puede mejorar el rendimiento de la luz así como el gasto y el consumo que ésta produzca mucho mejor. Es ahí donde entran en escena las bombillas y tubos de LED, que consiguen proporcionar un ahorro del 60% en cuanto a la iluminación corriente y habitual.

Existen varias marcas, así como variedad en cuanto a tamaños y otras opciones disponibles pero nuestra recomendación es optar por los modelos de tubos T8 y T5, con conexión G13 que ofrecen las compañías de renombre V-Tac y Phillips, las cuáles son las encargadas de ofrecer las mejores calidades dentro del mercado aportando los modelos de luminiscencia LED en formato tubo más demandados.

No solamente debes de tener en cuenta la potencia a la hora de comprar un tubo LED para añadirlo a tu entorno como iluminación principal, sino también al tamaño del mismo el cual variará en función del lugar que vaya a ocupar, o la lámpara, regleta, etc. Donde esté metido.

Los tubos led 120cm son el tamaño de luces «estándar» en este sentido, sirviendo para gran cantidad de aplicaciones en entornos de trabajo y otros tantos residenciales. También los hay más grandes, de 150cm y más pequeños (de 90,70, 80…) Todo depende del tipo de utilidad que quieras darle.

Ventajas que presentan los tubos LED

Estos modelos de luces se inventaron en sustitución de los tubos de neón, que son la iluminación actual «estándar» a nivel global por así decirlo. Esto se hizo con la idea no solamente de ahorrar en términos de consumo en la factura de la luz, sino también para cuidar el medio ambiente y por supuesto mejorar el rendimiento de las luces de entornos tanto habitables como profesionales, que ven cómo se potencia su luminiscencia a la vez que se alarga su vida útil gracias a estos novedosos tubos de luz.

¿Cómo mejoran el consumo y permiten el correspondiente ahorro?

Para entender el por qué suponen una ventaja tan evidencial con respecto al resto de luces habituales, hay que comenzar por el principio. Y es que desde el momento del encendido, el tubo LED ya es superior a los fluorescentes habituales, ya que no tarda en arrancar ni tampoco realiza parpadeos innecesarios que tan solo suponen un gasto de potencia extra. Su arranque es preciso y lo hace además a pleno potencial de luminosidad, manteniéndose siempre estable, sin picos que aumenten el gasto final, etc.

Potencia y consumo: Normalmente, y debido a su avanzada estructura, los tubos de LED son capaces de ofrecer un menor consumo aún y con menor medida en vatios, y con una potencia similar o incluso superior. Esto es debido a la reactancia de los tubos de neón, que incide en la potencia nominal pudiendo aumentarla hasta el doble de la original. En cambio, si instalas un tubo de LED de 10W en una lámpara de techo éste gastará lo especificado en su consumo y de forma estable, sin elementos alternativos que aumenten esta cantidad hasta casi el doble, como ocurre con las luces de tubo habituales.

Protegen el medio ambiente: La comparativa con respecto a sus homólogos fluorescentes es inevitable, ya que estos tubos están libres de gases y otras sustancias tóxicas, motivo por el cual los tubos LED no contaminan el medio ambiente. Sin embargo, los de neón son fabricados con vapor de mercurio, un factor altamente contaminante. Otro de los aspectos más positivos en este ámbito es que los modelos de LED reducen la emisión de gases CO2 emitidos en gran medida, lo que provoca una reducción en la contaminación global. También, y a nivel más personal, cabe destacar que no emiten rayos UV por lo que además son altamente positivos de cara a la salud del ser humano también.

POR QUÉ COMPRAR TUBOS LED EN SUSTITUCIÓN DE LOS DE NEÓN

Son por tanto luces que abogan por el cuidado no solo de tu hábitat natural, sino la de todos los seres vivos, y ayuda a crear un mundo mucho mejor a partir de la energía.

Por todas estas razones, el comprar tubos LED es una de las mejores opciones a nivel de inversión ya que aún y pudiendo llegar a costar algo más de inicio, los beneficios a largo plazo son más que evidentes, permitiéndote ahorrar y mucho en términos económicos, así como en cuanto a calidad de vida.

Eso sí, a la hora de instalarlos en tu vivienda particular, oficina o en definitiva cualquier lugar habitual deberás de adaptar la instalación modificando la parte eléctrica, ya que de lo contrario éstos no funcionarán. Ten en cuenta que se trata de otro tipo de luz totalmente distinta, y para la cual puede ser que la instalación no esté acondicionada como es debido. Lo mejor en estos casos es llamar a un electricista profesional y evitar así posibles complicaciones a la hora de la instalación de los tubos LED, asegurándonos de que éstos funcionen con total normalidad. Tras esto, no deberemos de preocuparnos por su mantenimiento ya que su vida útil es muy extensa (25 mil horas, mucho más que los tubos fluorescentes habituales) y además no suelen estropearse debido a su estructura, ya que no depende de elementos como los cebadores ni reactancias, principales causantes de la rotura en las lámparas de tubos habituales. Por tanto, tan solo deberás de preocuparte por sustituirlos por otras luces LED una vez se hayan apagado por completo.

Comienza a pensar en el futuro, y mejora a nivel personal a la par que ayudas a cuidar el medio ambiente con la compra de estas luces, que además ofrecen un rendimiento mucho más completo en todos los aspectos.