Sociedad

Seguridad en la compra de un coche de segunda mano

05/10/2017
Foto del avatar

author:

Seguridad en la compra de un coche de segunda mano

Antes de la compra de un vehículo usado nos suelen asaltar una serie de dudas sobre el verdadero estado del coche por el que estamos interesados. Los concesionarios aseguran haber pasado por un taller y haber realizado sobre él los ajustes necesarios en cuanto a mecánica, y además suelen ofrecer dos años de garantía si falla alguna de las piezas, para demostrarlo.

Pero, ¿quién asegura que el coche está totalmente limpio de problemas adicionales, como pueden ser los posibles embargos que tenga, precintos, reservas de dominios o cuántos cambios de servicio ha tenido en caso de que sea un taxi o un vehículo de alquiler?

También deberíamos saber la procedencia, si es de la unión europea si viene de terceros países y por su puesto si el vehículo ha sido alguna vez rematriculado se ha realizado alguna transformación de importancia en el vehículo.

Cambio en la estética del vehículo

Si estamos ante lo que se conoce como un coche tuneado, por ir a la moda, llamar la atención, por copiar el coche de la película que te gustó tanto, debes saber que todo cambio, sea por sustitución, modificación, supresión o incorporación, siempre que sea después de su matriculación y que implique algún cambio en sus características o se modifique algún dato de los que figuran en la tarjeta de la ITV del vehículo, debe ser tramitado legalmente y exponer debidamente las reformas que sufra el vehículo, como obliga el reglamento General de Vehículos.

Se consideran reformas de importancia en los vehículos cuando las modificaciones son relativas a los apartados de identificación, unidad motriz, ejes, transmisión, suspensión, dirección, frenos, carrocería, dispositivos de alumbrado y señalización, uniones entre vehículos tractores y sus remolques o semirremolques, y / o modificaciones de los datos que aparecen en la tarjeta de ITV (Inspección técnica de vehículos).

Si se llegara a realizar cualquiera de estas transformaciones, el propietario del vehículo deberá presentar en la ITV la documentación siguiente; Proyecto técnico, informe de conformidad, y certificado del taller.

Informe de estado del vehículo

Toda esta información, relativa a los cambios sufridos por el vehículo, deben ser presentados al comprador para que este pueda tener la absoluta certeza de que el vehículo está en buenas condiciones legales y poseer los conocimientos del estado actual del coche, de lo que está comprando. Si no se le ofrece, a lo cual no se está obligado, podrá el mismo comprador pedir el informe en el que venga completamente detallado a la web einforma.

En esta página web se podrá consultar el informe de un vehículo, para garantizar la total seguridad al comprar un vehículo de segunda mano. La consulta de un informe de vehículo en esta web se obtiene de forma rápida y sencilla, sin moverse de casa pues es totalmente online.

El informe que ofrece la web einforma a la que se refiere el enlace estará dividido en secciones, si alguna de estas no aparece, es que el vehículo no tiene ninguna incidencia relacionada con esa sección determinada.

Los datos de un informe de vehículo más importantes son la vigencia del seguro, la vigencia de la ITV, así como las cargas o gravámenes que este pudiera tener. En referencia a esta última información, de especial importancia, nos aparecerá si el vehículo sufre algún tipo de precinto legal, un embargo por alguna entidad financiera, o un impago del impuesto municipal IVTM.

Aparecerá igualmente el historial de sus anteriores propietarios, historial de inspecciones técnicas (ITV), historial de Bajas (indicando el motivo y el período), historial de lecturas del cuentakilómetros, todos los datos técnicos que correspondan al vehículo que constan en el registro de Vehículos, tales como potencia, dimensiones del vehículos, combustible, masas máximas y plazas, información medioambiental y puntuación de su seguridad.

La petición de este tipo de informes resulta de gran importancia y utilidad para realizar cualquier operación de compra venta de vehículos, tanto entre particulares como con la intermediación de un concesionario profesional de ventas de vehículos de segunda mano.

Es, sin duda, la mejor manera y la más fiable de llevarse a casa un vehículo sin ningún tipo de cargas ni trabas que nos vayan a dar quebraderos de cabeza a posteriori, cuando, pasado un tiempo tengamos que pagar una póliza impagada que no nos pertenece, o el banco inicie los trámites para quedarse con el coche por  ser el aval de un préstamo y estar embargado.