Economía

¿Te falta dinero? Sigue estos consejos para que no te ocurra más

16/10/2017

¿Te falta dinero? Sigue estos consejos para que no te ocurra más

Es una realidad que en muchísimos hogares es realmente complicado llegar a fin de mes sin asfixiarse por el camino. A los alquileres, hipotecas y facturas hay que sumar los gastos, las compras y toda esa lista con las que cada familia se tiene que enfrentar cada mes. Todo se suma, formando una delicada torre en la que, añadir algo más, hace que todo se desplome ipso facto.

Una avería, cualquier gasto inesperado hacen que ese rígido equilibrio se vaya al traste con extrema facilidad. Ante estas situaciones, más comunes de lo que parece, muchos tienen que hacer incluso más malabares para capear el asunto de la mejor forma posible. Ya sea recortando más gastos en todo lo posible, solicitando ayuda a conocidos y familiares o recurriendo a entidades financieras.

Se puede, aunque parezca difícil, conseguir que estos casos no sean tan extremos y se puedan solventar con relativa facilidad. No hay una clave específica, ya que cada hogar y cada familia es un mundo aparte, pero sí aspectos más generales, medidas que se pueden llevar a cabo para rascar unos cuantos euros más semana a semana con el fin de estar preparados ante gastos inesperados.

¿Y cuáles son? Aquí vamos a repasar algunos. Trucos o consejos para que los apuros económicos sean mínimos cuando falte dinero para subsanar una deuda, porque la cantidad sea ínfima.

Minicréditos

El prefijo «mini» indica de antemano por dónde van los tiros. Los minicreditos rapidos tienen como único cometido ofrecer cuantías pequeñas a los solicitantes que necesitan algo de dinero con la mayor rapidez posible. Se han postulado como la respuesta ya no solo para la situación que se vive en muchas casas, sino para ofrecer una vía más flexible ante la rigidez que está dominando las entidades bancarias, que han endurecido los requisitos para solicitar préstamos y hasta subido los intereses.

Tal es la laxitud de exigencia de estas ayudas económicas que se pueden solicitar creditos sin nomina ni aval. La única preocupación del solicitante es rellenar un formulario de solicitud, entregar sus datos personales y asegurarse de establecer una cantidad y unos plazos para poder devolver el importe sin problemas. A veces, incluso, algunas entidades los ofrecen sin intereses adicionales, facilitando las cosas todavía más a aquellos que estén pasando un notorio apuro económico.

Recorta aquí, recorta allá

Hay casas en las que hay más posibilidad de llevar a cabo este punto, otras en las que menos. Sin embargo, siempre hay una pequeña costumbre, algún toque de dejadez que se convierte en pequeñas sumas que poco a poco se acumulan hasta engordar bastante lo que hay que pagar cada mes. Detalles como desenchufar los aparatos electrónicos cuando no se estén usando, apagar siempre las luces de las habitaciones donde no haya nadie, aprovechar al máximo las horas de sol o hasta consultar a tu compañía eléctrica por tarifas especiales que se adecuen mejor a tus hábitos.

El enfoque dado abarca, sobre todo, lo relacionado con los gastos de luz (un ámbito repleto de pequeñas fugas de dinero en cada hogar); pero hay más. Controlar el uso del agua cuando se friega o alguien se da una ducha (también ayudando al medioambiente), o tantear de vez en cuando a tu compañía telefónica para renegociar los servicios o tratar ofertas nuevas. Todo suma, y a la vez, resta en gastos.

Ingresos extra

A veces, en lugar de restar por una parte y por otra, la mejor solución a un problema de dinero es, precisamente, sumar dinero. Buscar trabajo no es tarea fácil pero, gracias a internet, hay muchas alternativas para traer algún ingreso extra a la economía de casa. Algo que siempre es bien recibido y que, en situaciones de apuro, puede marcar la diferencia entre llegar o no llegar a fin de mes.

Programas de afiliados, portales de encuestas remuneradas, visionado de publicidad, monetización de páginas web… Algunos requieren muchos años para conformarse como una fuente de ingresos notable; otros, solo requieren mucha paciencia y perseverancia día a día para poder sumar cifras interesantes y, a la larga, bastante importantes.

Si logras llevar a cabo cualquiera de estas 3 posibilidades, o incluso combinarlas cuando la situación lo requiera, seguro que no tienes problemas ante esos imprevistos que te exigen rascarte un poco más tus ya ajustados bolsillos. El control de los gastos, la búsqueda de vías alternativas para ganar dinero y, en última instancia, el recurso de los créditos rápidos pueden serte de gran utilidad de cara al futuro.

Bien es cierto que también hay otras alternativas para salir del paso. Pero como decíamos al comienzo, cada hogar y cada familia son un mundo, y hay estrategias que pueden funcionar en unos casos y en otros no. Estas propuestas que te traemos no entienden de contextos, pero sí de resultados.