Sociedad

Las nuevas tecnologías llevan a la sociedad a cambiar sus hábitos

17/10/2017

Las nuevas tecnologías llevan a la sociedad a cambiar sus hábitos

Todos los ciudadanos de la mayor parte de los países del mundo cuentan con un documento público que los identifica como a tal y que en España toma el nombre de Documento Nacional de Identidad.

Se trata de un documento que todos los ciudadanos deben llevar siempre encima para ser identificados pero también para realizar muchos trámites, de modo que tener el DNI caducado es un grave problema, así como haberlo perdido o que haya sido sustraído. En todos los casos es muy fácil renovarlo y las nuevas tecnologías lo ponen muy fácil, dado que se puede pedir cita para el dni desde la comodidad del hogar y utilizando el ordenador o el móvil.

Cómo pedir cita previa para renovar el DNI, paso a paso

A través de la cita online para la renovación del Documento Nacional de Identidad que se puede hacer en http://citapreviaok.com/ se puede escoger hora y dia para acudir a la comisaría donde se realizará uno nuevo, pudiendo escoger día, hora y el centro de renovación más conveniente.

Hay que tener en cuenta que el sistema muchas veces se puede encontrar saturado, de modo que hay que ser paciente, pero sobretodo, antes de pedir cita hay que ver si tenemos la dirección postal en orden y en caso de que se desee cambiar se deberán llevar los papeles requeridos para cada gestión, así como las fotos de carnet. Las tasas solo se pueden pagar en el lugar donde se haga el DNI y siempre contando con dinero en efectivo, ya que no se aceptan tarjetas.

Por teléfono, la cita previa se puede hacer llamando al teléfono 060, que depende del Ministerio del Interior. Asimismo se puede pedir cita previa para tramitar otras gestiones, como la vida laboral, que nos puede ser remitida por SMS, cita en el INEM, cita en el médico de la Seguridad Social y con la Seguridad Social en tanto que entidad.

Bienvenida globalización: a través de Internet desaparecen las fronteras

Las nuevas tecnologías han tenido un fuerte impacto en la vida de todos y también en el aspecto económico, laboral, social y hasta interpersonal, lo que ha supuesto un cambio drástico de hábitos. La globalización, para bien y para mal, ha llegado y lo que hace unos años nos podía parecer una idea muy abstracta, como que las relaciones laborales no precisan  desarrollarse en el mismo espacio físico, ya forma parte de nuestra realidad personal. En cierto modo, las fronteras han desaparecido, y lo mismo ocurre con el comercio.

Las largas colas de antaño y aquél temido vuelva usted mañana, la frase de los ciertos funcionarios a la que ya recurrió el escritor de Larra, nacido a finales del siglo XIX, han quedado para la historia, ya que hoy en día podemos concretar una cita que nos será custodiada.

También los pequeños detalles domésticos se pueden controlar a través de los avances tecnológicos, desde grabar la serie preferida a través de una aplicación telefónica que hace las veces de mando del televisor, hasta poder controlar la calefacción o mandar órdenes para que la lavadora se ponga en marcha.

El lado bueno de la tecnología para más y mejores relaciones sociales

Las relaciones interpersonales son las que se llevan la palma en este cambio tan radical de hábitos, ya que a través de ciertas plataformas ya son muchas las generaciones que establecen relaciones amorosas e íntimas en las que se parte de un planteamiento bien claro de entrada.

Tenemos la vida a un solo click o sería mejor decir que tenemos su gestión al alcance de la mano. Solo es necesario contar con red wifi. Esto y un buen aparato es lo único que se precisa para gestionar una vida en que, por otro lado, es cada vez más individualizada. Quizás lo mejor sería sacar lo bueno de las nuevas tecnologías y desdeñar lo malo, aunque eso solo depende de cada uno.