Compartir

Todo el mundo necesita sentirse bien con uno mismo. Ser una persona segura y con confianza. La autoestima es algo muy importante que toda persona debe tener para conseguir encontrar su lugar. Hay personas que para sentirse bien consigo mismas pasan por el quirófano para eliminar lo que ellos ven como defectos. Algunas veces se puede empezar por algo sencillo como una Ortodoncia Zaragoza, tener una sonrisa bonita ilumina el rostro y puede hacer que uno tenga confianza y no es necesario pasar por grandes riesgos. Y luego siguen con otras partes del cuerpo. El culto al cuerpo que existe hoy en día es un lastre para algunos que se machacan en gimnasios y se pasan la vida haciendo dietas imposibles para conseguir lo que se conoce como “cuerpo 10”.

Trastornos que provocan las obsesiones

Aunque es normal querer verse bien y tener un cuerpo saludable, no es bueno llevar el tema hasta convertirse en una obsesión. Éstas se pueden terminar convirtiendo en enfermedades que lleven a un estado de ansiedad continuo que es difícil de evitar porque no se sabe como calmar la ansiedad. O padecer de otro tipo de afecciones. Por ejemplo, la obsesión por estar delgados puede llevar a enfermedades de índole mental y trastornos alimenticios. Los trastornos alimenticios también pueden llevar a otras dolencias como puede ser la gastritis.

El hecho de que algunas personas se obsesionen tanto por la comida que lleguen al extremo de comer y después vomitar, puede causar que la mucosa que se encuentra en el estómago se inflama causando dolor. Al igual que pasa con trastornos como la ansiedad, antes mencionado, puede ser difícil saber como curar la gastritis.

Las personas que llegan hasta este punto terminan por no quererse nunca a sí mismas y por entorpecer sus propias relaciones personales. Y acaban en una espiral de la que es muy complicado salir, incluso, aunque tengan ayuda profesional y de la familia.

Siéntete bien contigo mismo

Es cierto que cuando se llega a un punto como para tener un trastorno es complicado sentirse bien con uno mismo. En estos casos la ayuda de un profesional y el apoyo incondicional de la familia son muy importantes para ayudar a la persona a salir del abismo dónde se ha metido.

Luego hay maneras de dejar de lado síntomas como la ansiedad. Se puede recurrir a tratamientos y terapias como puede ser la acupuntura o pasar unos días relajantes en un SPA a base de masajes relajantes. Hay que mantener un nivel de estrés bajo. Aunque es cierto que un poco de ansiedad y nerviosismo puede mantenernos alerta de los peligros, pero si el nivel es muy alto puede causar muchos daños en la salud. El estrés hay que intentar aliviarlo.

A veces, un poco de ejercicio físico es bueno para liberar nervios y ansiedad. No hace falta acudir a un gimnasio todos los días, puedes hacer ejercicio en casa con cintas de correr. Con ellas puedes tener la máquina de hacer deporte en casa y será más fácil que te obligues a practicar algo de deporte. Salir a correr a la calle también es una manera de despejar tu mente. Si en lugar de ir solo, lo haces con compañía será una actividad mucho más divertida y relajante.
Como siempre se dice, no hay que obsesionarse con la comida, una dieta sana y equilibrada es fácil de mantener y se puede comer de todo sin pasarse. Un capricho de vez en cuando no será mal recibido y te ayudará a mantener tu decisión de llevar una vida más saludable. Todo esto puede ayudarte a sentirte mejor contigo mismo.

loading...