Compartir

Conocemos como melatonina a una hormona que es producida de forma natural por nuestro organismo. No solo en el nuestro, sino también en muchos otros seres vivos que habitan nuestro planeta. De ella depende el buen funcionamiento de nuestro reloj interno, por lo que tiene mucho que ver con los ciclos de descanso y la calidad del sueño. El principal responsable de su producción en nuestro caso es el cerebro, concretamente la glándula pineal, que sintetiza el triptófano, un aminoácido, en mayor o menor medida según la cantidad de luz a la que estemos expuestos.

Sin embargo, la melatonina no es solo lo hormona que nos ayuda a dormir mejor y tener un sueño reparador, lo que todo buscamos cuando vamos a la cama. También está muy relacionada con nuestro sistema inmunitario, llegando a reducir el peligro de padecer un cáncer. Por ello podemos asegurar que es imprescindible para nosotros.

La función de la melatonina

La tarea principal de la que se encarga la melatonina es la de que nuestro cuerpo mantenga un ciclo normal. Es decir, que al llegar la noche podamos dormir, y cuando se hace de día y la luz está presente, permanezcamos activos. De este modo nuestro organismo funciona adecuadamente y se pueden realizar esos procesos de regeneración que hacen falta cuando nos vamos a dormir.

De hecho, cada vez es más habitual utilizar esta hormona es forma de comprimidos para tratar problemas relacionados con el insomnio, los cambios horarios cuando hacemos un viaje (el conocido jet lag) y mejorar la calidad del sueño.

Hay estudios sobre el cáncer que demuestran que la falta de melatonina aumenta las probabilidades de que esta enfermedad se desarrolle. Su poder antioxidante mejora el sistema inmune, lo que hace que sea una defensa natural contra determinados procesos.

Uso de melatonina para mejorar el descanso

En la actualidad, los trastornos del sueño son de los problemas más comunes. La exposición a luz artificial, unas pautas irregulares de horarios y otros elementos no hacen sino empeorar la situación. Por ello, el insomnio o la sensación de no haber descansado durante toda la noche hacen que se busquen formas de aliviar los síntomas.

Por ello, uno de los principales usos de la melatonina para que sirve es para acabar con el insomnio. Hay gente que trabaja de noche o que viaja con frecuencia de un lugar a otro con diferentes husos horarios, entre otros factores, que pueden hacer que sea casi imposible conciliar el sueño. Determinados estudios aseguran que la melatonina es un buen tratamiento, siempre y cuando se utilice durante un tiempo relativamente corto. Es decir, que no es la cura contra el insomnio, aunque ayuda a mejorar la calidad del sueño y de vida de quien lo padece.

Melatonina para el cáncer

Se ha descubierto que las mujeres con niveles bajos de melatonina tienen más riesgo de sufrir un cáncer de mama. Por tanto, un suplemento de esta hormona podría funcionar como prevención. También se han realizado pruebas en pacientes que están siendo tratados contra el cáncer, como quienes se someten a quimioterapia. Y en algunos casos se ha podido comprobar que hay una mejora significativa como complemento al tratamiento.

Para reforzar el sistema inmunológico

Nuestro cuerpo es como un reloj, una máquina que necesita que todo funcione adecuadamente si no queremos que empiece a fallar. Además, a medida que nos vamos haciendo mayores, el organismo empieza a notar la falta de determinados elementos, entre ellos la melatonina. Esto hace que nos veamos expuestos a ataques externos y que el organismo no esté todo lo preparado que debería para luchar contra ellos.

Tomar suplementos de melatonina fortalece la defensas. Esto hace que tengamos una mejor calidad de vida, que nos sintamos más enérgicos y que no caigamos enfermos con tanta frecuencia como cuando tenemos el sistema inmune reducido. Por tanto, viviremos más y mejor, al tener unos ciclos vitales mejor regulados.

Otros usos

Además de estos, que podríamos decir que son los más relevantes, se está usando la hormona con buenos resultados en otros problemas, como en niños con TDAH o trastornos digestivos. Los resultados varían de un caso a otro y aún es pronto para determinar el grado de interés. Aunque todo apunta a que al ser responsable de equilibrar el reloj biológico, tantos estos como muchos otros casos se pueden beneficiar.

Cómo mejorar el nivel de melatonina

Al tratarse de una hormona que el cuerpo produce de manera natural, es normal pensar si es posible estimular el aumento de los niveles. Y sí que se puede, siempre que se tenga en cuenta que no hay fórmulas mágicas y que se tienen que hacer algunos sacrificios.

Por poner un ejemplo, lo más recomendable es dejar de tomar café y otro tipo de preparados con sustancias estimulantes. Refrescos con cafeína o las famosas bebidas energéticas hacen que el organismo pierda poco a poco su capacidad. También es importante seguir unos horarios de sueño y alimentación, para que el cuerpo funcione de manera equilibrada.

En caso de que te plantees tomar melatonina en cápsulas o como parte de algún preparado, es importante tener en cuenta que no siempre se puede. Hay casos, como las mujeres embarazadas o que están dando el pecho, personas con cierta sensibilidad a estos compuestos y otros que desaconsejan por completo tomar suplementos de este tipo.

Lo mejor es ponerse en manos de un especialista, y que sea este quien nos diga si es positivo tomar melatonina, bien sintética o natural. Además, nos podrá indicar cuál es la dosis recomendada para que no nos pasemos, aunque no se han detectado efectos secundarios importantes o casos de intoxicación.

Si sientes que al levantarte de la cama no has descansado en toda la noche, tienes unos horarios demasiado extraños que te dificultan dormir o sueles viajar a menudo, puede que aumentar los niveles de melatonina te ayuden a mejorar el sueño y mejorar tu estado de actividad cuando sea necesario.

loading...