Compartir

Que levante la mano quien no tenga una cuenta de correo electrónico personal. Dada la total entrada de la tecnología en nuestras vidas, este sistema digital ha sustituido casi por completo a la vieja correspondencia por buzones. ¿Para qué escribir una carta o mandar un documento en un sobre, sellado y con un periodo de envío de días cuando puedes hacerlo de forma instantánea y con tu teléfono móvil?

La inmediatez y la comodidad de esta herramienta son las principales culpables de que cada vez haya más personas con un e-mail. Aunque también lo es el hecho de que, para disfrutar de una vastísima cantidad de contenidos y servicios de internet, siempre se requiere una cuenta de correo a la que mandar la pertinente información o a partir de la cual extraerla para registrar a un usuario o cliente. En definitiva, si quieres vivir aprovechando todo lo que pueden ofrecerte las nuevas tecnologías, necesitas tener una cuenta.

A raíz de esta necesidad, han surgido numerosas compañías encargadas de suministrar este servicio de cuentas de correo electrónico. Todos conocemos a Google y a Microsoft, por poner un ejemplo. Estas dos grandes compañías son las principales encargadas de dotar a los usuarios con un e-mail persona, y es que, tanto Gmail como Hotmail se han convertido en las favoritas para los usuarios.

Evidentemente, hay muchas más propuestas por toda la red; pero en este caso queremos centrarnos en la de la casa de Bill Gates. Los padres de Windows fueron de los primeros en lanzarse a la carrera de la red de redes y el correo a través de Hotmail. Este servicio, que actualmente se vincula con otro propio de la compañía, Outlook, ha sido uno de los que más popularidad ha ganado desde que internet comenzó a adentrarse en los hogares gracias, entre otras cosas, a sus prestaciones. Bueno, y a MSN Messenger, que seguro que a más de uno le es familiar.

¿Cómo hacerse una cuenta en Hotmail?

Hay portales como Hotmail Sign In que te indican paso a paso cómo debes proceder para hacerte una cuenta de correo electrónico con Hotmail. Pero vamos a hacer una breve explicación de este procedimiento, bastante sencillo por cierto, para que tengas las principales dudas resueltas.

Lo primero que debes saber es que tanto Hotmail como Outlook ahora se vinculan a lo que se denomina “Cuenta Microsoft”, un sistema elaborado por la compañía para unificar servicios dentro de una plataforma y facilitar al usuario la transición entre cualquier de su software o incluso su hardware (Windows 10, Xbox, etcétera). Sabiendo eso, proceder a crearse un perfil es bastante sencillo.

Entra en la web de Cuenta Microsoft, introduce esas dos palabras en Google si no quieres complicaciones, y en el apartado de Crear cuenta. Una vez en él, solo debes introducir el nombre con el que quieres registrarte y el dominio de e-mail que prefieras (se da a elegir entre outlook.es, outlook.com y hotmail.com), tendrás que asegurarte de elegir un nombre que nadie haya introducido, además de una contraseña que puedas memorizar fácilmente.

Tras esto, solo tendrás que introducir una serie de datos personales como nombre, apellidos y fecha de nacimiento, además de un número de teléfono con el que enviarte un código para asegurar que eres tú el auténtico propietario de esta nueva cuenta. A través de este procedimiento, la compañía trata de evitar cualquier tipo de suplantación de identidad.

¿Cuáles son las características de una cuenta en Hotmail?

Lo primero que debes saber sobre esta, y la web con la que accedes a ella (Outlook.com), es que se dispone de un servicio de chat integrado para hablar con cualquiera que también tenga una cuenta y figure entre tu lista de contactos. Además, hay una total integración con redes sociales como Facebook y Twitter y se planea implantar un sistema de videollamadas aprovechando Skype.

Aunque se permite también el uso de SkyDrive para almacenar en la nube tanto documentos como fotos o archivos, se ofrece al usuario un total de 15 GB de almacenamiento para su cuenta de correo. Esto es, podrás acumular incontables cantidades de mails sin preocuparte por el espacio, además de tener también un tamaño máximo de 50 MB para el envío de ficheros adjuntos a un correo.

Por suerte, Outlook suele realizar limpiezas periódicas para que no se acumule “basura” en la bandeja de entrada. Es frecuente que lleguen mensajes de cuentas no deseadas con publicidad y demás contenido que no interesa al usuario, lo que se conoce como SPAM, y lo único que esto consigue es ir arañando esos megas que nos ofrecen desde Microsoft.

Hotmail es una de las alternativas predilectas a la hora de hacerse una cuenta de e-mail. Ahora que conoces todo lo que tiene y la diferencia, ya tienes una pequeña ayuda para saber dónde registrarte.

 

loading...