Compartir

“Sorprendentemente”, la primera demanda interpuesta por el acoso al que fueron sometidos los asistentes a la asamblea de diputados y alcaldes convocada por Unidos Podemos tiene como objetivo a las personas que fueron bloqueadas, insultadas e incluso agredidas.

Alberto Garzón y Pablo Echenique publicaron varios mensajes en la red social Twitter en la que describieron a los manifestantes. “Unos 300 nazis están berreando a las puertas de #asamblea24S. No toleran la democracia. Entre todos ellos no suman una neurona útil”, comentó el coordinador general de Izquierda Unida en un tuit.

Ahora, un juzgado de Zaragoza ha admitido a trámite una demanda interpuesta por dos de los asistentes contra, entre otros, Alberto Garzón y Pablo Echenique por usar el apelativo de “nazis” contra los manifestantes.

Los querellantes señalan que han sido “acusados de nazis y de neonazis a sabiendas de que dichas acusaciones eran falsas, atentando gravemente contra su honor y estima, y lesionando su dignidad”.

Garzón se ha mostrado sorprendido por la citación: “Así que no solo nos rodean, nos insultan y nos encierran sino que además nos denuncian. Qué bien”, ha comentado en declaraciones exclusivas a Eldiario.es.

Caos y desprotección policial

Convocada por Unidos Podemos-En Comú-En Marea, la asamblea de diputados y alcaldes se celebró el pasado 24 de septiembre y reunió a cargos electos de partidos como PNV, ERC, PDeCAT, además de alcaldes como los de A Coruña o Santiago.

Las asistentes al acto fueron increpados e insultados durante su entrada al recinto municipal ante la pasividad de la Policía Nacional, cuyo despliegue para proteger a las autoridades que acudieron a la convocatoria “fue insuficiente”.

Incluso uno de los manifestantes arrojó una botella de plástico contra la presidenta de las Cortes de Aragón, la dirigente de Podemos Violeta Barba.

loading...