Salud

La psoriasis, motivos, síntomas y tratamiento

28/11/2017

La psoriasis, motivos, síntomas y tratamiento

Existen distintos problemas de salud que generalmente indican que hay algo en nuestro organismo que no está funcionando como debería. La psoriasis es un buen ejemplo de ello, ya que generalmente es un aviso de que hay otros elementos a los que prestar atención que pueden ir desde la obesidad a problemas cardiovasculares. Por esa razón es importante que analicemos adecuadamente sus características, síntomas y la mejor forma de tratamiento posible.

Razones por las que se produce la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad que generalmente anuncia la existencia de otros problemas de salud diferentes como pueden ser la obesidad, diabetes, presión arterial elevada, artritis psoriásica y problemas cardiovasculares entre otros.

Cabe destacar que se muestra a través de manchas rojizas y escamas que aparecen en distintas partes de nuestro cuerpo sobre la piel. A menudo, estas zonas pueden doler a la vez que notaremos que la parte afectada está más caliente e incluso hinchada.

La psoriasis es una reacción inmunológica de nuestro organismo frente a las infecciones y enfermedades, de manera que se produce un ataque por parte de los glóbulos blancos a las propias células de la piel. De esta forma, las células se reproducen con más rapidez presentando la apariencia que definíamos anteriormente.

Las edades entre las que suele ser más frecuente padecer psoriasis es entre los 15 y los 35 años, y aunque generalmente se refiere a otro problema de salud que ya tenemos, también hay casos en los que es hereditaria.

Cabe destacar que se trata de una enfermedad que no es contagiosa ni se extiende a otras partes del cuerpo, por lo que no nos tenemos que preocupar en este sentido.

Síntomas más habituales de la psoriasis

En cuanto a los síntomas de la psoriasis podemos destacar las manchas rojas que aparecen sobre la piel, las cuales pueden ser también de un tono rosado. Generalmente la zona se presenta con un tacto áspero y con escamas.

Es habitual la sequedad e incluso la aparición de grietas que pueden llevar al sangrado. Generalmente, conforme va avanzando, en la piel poco a poco va dando la sensación de quemazón a la vez que también pica y duele.

Generalmente este problema también afecta a las uñas, las cuales adquieren un mayor grosor, y en los casos más graves, en las zonas afectadas de la piel aparecen ampollas con pus en su interior.

Los mejores tratamientos contra la psoriasis

Cabe destacar que, la mejor forma de acabar con la psoriasis es precisamente atacando al origen por el que se produce, pero en cualquier caso existen distintos tratamientos a través de los cuales podemos calmar los efectos secundarios de esta alteración cutánea.

En este sentido vamos a tener la posibilidad de encontrar un amplio abanico de alternativas, de manera que generalmente se suele empezar con remedios naturales con el objetivo de averiguar si con ello es suficiente para calmar cualquier dolor, picor, sensación de calor, etcétera, y en caso contrario, entonces ya se procede a analizar otras alternativas con las que conseguir que el paciente se pueda sentir mucho mejor.

Es importante tener en cuenta que no existe una cura para la psoriasis, de manera que básicamente todos los tratamientos estarán orientados a curar la enfermedad que la produce (que realmente sería la única cura real), y por supuesto también a aliviar los síntomas y reducir los brotes que se puedan producir.

Por esa razón, en el caso de que se presente la psoriasis es muy importante que comencemos con un tratamiento lo antes posible, ya que de esta forma no sólo impediremos el avance sino que además nos sentiremos mucho mejor y detectaremos los problemas que pueden estar causándola.