Salud

Leche de almendras, la alternativa vegetal

01/12/2017

Leche de almendras, la alternativa vegetal

Desde el momento en el que dejamos de tomar leche materna, los seres humanos nos acostumbramos a consumir otros tipos de leche. La de vaca es la más habitual, aunque hay otros animales que proporcionan a la dieta de las personas los nutrientes que se buscan en esta bebida, cuya leche se consume en según qué lugares del mundo. Sin embargo, con una población que tiene cada vez más intolerancias, hacen falta alternativas. La lactosa es uno de los elementos que producen más alergias, y leches vegetales como la de almendras son fundamentales.

Un sabor muy agradable

Hay quien no soporta el sabor que tiene la leche procedente de animales. Esta es una de las razones por las que pueden decidirse a tomar leche de almendras, ya que cuenta con un sabor característico, con ligeros toques a fruto seco y un dulzor muy agradable. Todo con la misma consistencia que la leche de vaca, por lo que puede utilizarse para lo mismo.

Fuente de nutrientes

Esta leche es una gran fuente de nutrientes, con un alto contenido en calcio y minerales. De hecho, es uno de los alimentos con mayor cantidad de calcio, más que la propia leche de vaca. Además, tiene fibra, que ayuda a regular el tránsito intestinal.

100 % vegana

La leche de almendra es un producto totalmente vegetal, sin añadidos artificiales y procedente de una fuente natural de origen vegetal. Esto la convierte en una leche apta para todo tipo de dietas vegetarianas y veganas.

0 % lactosa

Quienes sufren de intolerancia a la lactosa pueden consumirla sin ningún problema, ya que esta leche aporta todos los beneficios que se necesitan sin las incomodidades que se derivan de no procesar adecuadamente este azúcar.

Fácil de preparar

Otra de las ventajas de esta leche es que se puede preparar en casa sin problemas. Lo único que se necesita es agua y almendras crudas. El resultado es una leche vegetal totalmente natural y libre de aditivos o sustancias como los antibióticos que se emplean para el cuidado del ganado.

Contribuye a la actividad cerebral

Al tener un alto contenido en fósforo, las almendras proporcionan al cerebro el combustible que necesita para trabajar, ayudando a mejorar la concentración. Por ello, es ideal para épocas de gran actividad intelectual, como los exámenes. También para tareas que tienen un gran desgaste cerebral.

Comparada con otras leches vegetales, ¿es la de almendras la mejor?

Esta es una pregunta recurrente para quienes se plantean pasar de las leches de origen animal a las vegetales. Y lo cierto es que es algo complicado de aseverar, ya que en realidad depende de la alimentación que sigamos. Además del calcio y las vitaminas, nuestro organismo necesita proteínas, que si bien no hace falta que sean de origen animal, sí que deben estar presentes en nuestra dieta.

De todas las leches vegetales, la de soja es la más conocida, aunque no por ello significa que sea la mejor leche vegetal. Además, la mayoría de leches procedentes de esta legumbre están muy procesadas y contienen aditivos, lo que la hace la más parecida a la de vaca en este sentido.

En cambio, la leche de almendras es fácil de elaborar en casa, por lo que podemos disfrutar de una bebida orgánica y natural, sin elementos adicionales. Su contenido en fibra la convierte en una fuente de salud muy importante, digestiva y muy recomendable tanto si sufres de intolerancia como si simplemente quieres cambiar tu alimentación por una basada en nutrientes de origen vegetal.