Sociedad

Cómo tener y mantener una relación de pareja sana

01/12/2017

Cómo tener y mantener una relación de pareja sana

Una pareja es mucho más que dos personas que se gustan y tienen afinidad. Mucho más incluso que quererse, porque tarde o temprano pueden surgir cuestiones que pongan a prueba ese cariño. Y si no se ha trabajado previamente en otros aspectos de la relación, puede que la convivencia llegue a un punto en el que es prácticamente imposible estar. Por eso, es muy importante hacer que la relación de pareja sea sana y ambos estéis felices.

 

La comunicación es esencial

Comunicarse no es hablar sin parar. De hecho, si una persona se dedica a hablar sin parar y no deja que la otra persona se exprese, esperando que esté de acuerdo en todo lo que dice, no se está teniendo una buena comunicación, sino un monólogo. De ser así, tarde o temprano la otra persona puede explotar y surgir problemas más o menos graves.

Para que haya comunicación tiene que haber confianza suficiente como para expresar un punto de vista, y que el otro escuche con atención aunque no piense lo mismo. Cuando se respeta el hecho de que sois dos personas diferentes que pueden no estar de acuerdo y aún así se llega a un entendimiento, se ha logrado una buena comunicación.

Evitar el exceso de celos

Aunque todo el mundo tiene celos cuando siente que algo es en parte suyo, unos celos enfermizos convierte a la pareja en un objeto de desconfianza. La persona celosa no es capaz de pensar bien de quien está a su lado, y no permite que se separe de ella en ningún momento. Cuando es inevitable por alguna razón, como el trabajo, quien tiene estos celos está pensando en todo momento que se trata de un engaño, que la otra persona estará aprovechando el momento para traicionarla y tener una o varias relaciones.

Este desequilibrio causa frustración para ambas partes, y convierte la relación de pareja en una situación tóxica y muy peligrosa.

Pedir lo que uno mismo puede ofrecer

La pareja debe ser equilibrada y complementarse, aunque no se puede exigir nada que no podamos o queramos dar nosotros mismos. Además, la perfección no existe y siempre habrá errores, por lo que es importante tenerlo en cuenta y no achacar estos fallos a la dejadez o la falta de interés. A menudo no son más que eso, errores o despistes.

Tampoco se pueden exigir cosas que sabemos que son imposibles para quien está a nuestro lado. Para ello, la comunicación franca y el conocimiento mutuo son muy necesarios.

Saber cuándo es el momento de cortar la relación

A menudo hay parejas que entran en una relación tóxica que les lleva a una vida infeliz. Puede que continúen solo por miedo a lo que pueda pasar después, pero eso solo lleva a una espiral ascendente que aumenta la infelicidad.

Si hay una buena relación de pareja, los dos podrán llegar a la conclusión de que todo ha terminado y que es el momento de que cada uno siga su propia camino. A veces es uno de los dos quien se da cuenta antes y la otra persona tiene más complicado aceptarlo. Si es tu caso, en https://volverconel10.com/como-superar-una-ruptura-amorosa/ puedes encontrar consejos útiles para reponerte del trauma que supone a veces esta situación.

Una pareja no son dos personas que viven o pasan mucho tiempo juntas. Es una relación en la que la comunicación y la comprensión están siempre presentes, así como el trabajo para que ambos se sientan a gusto, tanto si siguen juntos como si no.