Viajes

Propósito del año 1: mudarse a Uruguay

diciembre 1, 2017
Israel Guerra

author:

Propósito del año 1: mudarse a Uruguay

El censo de españoles en el extranjero ha ido aumentando progresivamente desde que comenzó la crisis económica, y en 2016, año que parecía haber quedado definitivamente atrás, fueron más de 100.000 las personas que se marcharon fuera. De ellos, solo una de cada tres eran nacidos en España, el resto eran nacionalizados.

Lo peor de estos últimos años ha hecho que muchas personas se planteen eso de emigrar como la mejor opción, y todavía continúa el flujo. Sea por los motivos que sean, hay posibilidades más allá de Francia, Reino Unido y Alemania. Por ejemplo, al otro lado del Atlántico. Por ejemplo, Uruguay.

La invitación a comprar casa y mudarse al país latinoamericano que hace Infocasas.com, portal en el que encontrar casas en Uruguay que sean hogares potenciales, nos pone a buscar motivos: ¿Por qué Uruguay?

Su estabilidad bancaria es envidiable

Año a año, los informes de organizaciones económicas como el Banco Central de Uruguay confirman tal estabilidad. Así, su Reporte del Sistema Financiero de 2016 aseguraba que “la situación de solvencia de las instituciones financieras radicadas en Uruguay se mantiene estable, situándose el capital admitido promedio de los bancos un 62% por encima del mínimo regulatorio exigido”.

Para calibrar la situación, se realizan pruebas de tensión constantes que ofrecen “resultados satisfactorios”. El informe recoge también que, durante 2016, los préstamos otorgados por el sector privado aumentaron un 7,5%, mientras que fue en caso en moneda extranjera.

Por otra parte, la morosidad del crédito, pese a que estuvo en aumento durante el año, se cerró con un 3,2%, lo que el Banco Centra de Uruguay considera un “valor razonable”.

Su sistema educativo, también

El sistema educativo uruguayo se basa en los principios de laicidad, gratuidad y obligatoriedad. Así fueron proclamados ya en 1876 por José Pedro Varela, el que fuera Director de Instrucción Pública en la época. La población tiene acceso a una educación gratuita desde los primeros niveles de preescolar hasta que termina la universidad.

Resaltar las características del sistema educativo uruguayo no es casual. Incluso la UNESCO ha referido en sus estudios que Uruguay garantiza la igualdad, con instituciones que son garantes de que la educación no sea fruto de intereses mercantilistas, favoreciendo la integración multiétnica y la atención a personas con necesidades educativas especiales. Todo esto, que contribuye a la equidad, hace que la educación uruguaya sea comparada con otra que goza de prestigio en todo el mundo, la finlandesa.

Así pues, se cubrirían las necesidades de una familia con hijos que busque alquiler en Uruguay, en alguno de los barrios donde alquilar casa resulta recomendable.

Es pionero en derechos civiles

Es algo a lo que, a priori, no se da suficiente importancia. Hasta que se profundiza un poco en la situación de otros países de la región. Los derechos y libertades de los que se goza en un país son, muchas veces, reflejo de la apertura de su sociedad.

Uruguay aprobó en 2013 el matrimonio entre personas del mismo sexo, mediante la Ley del Matrimonio Igualitario. Y, así, se convirtió en el duodécimo país del mundo en hacerlo, el segundo de Latinoamérica después de Argentina, que lo aprobó tres años antes. En otros países de la región, como Bolivia (que este año sí ha reconocido el matrimonio transexual y transgénero) y Paraguay, ni se reconoce ni se permite ejercer tal derecho civil. En Guayana, por su parte, la homosexualidad masculina es ilegal, situación que solo se da en este país en toda Latinoamérica.

Con más polémica y oposición se aprobó en 2012 la nueva ley en torno al aborto, que no está penalizado en las primeras 12 semanas de gestación. En noviembre de ese año, la oposición comenzó una recogida de firmas para instar a la convocatoria de referéndum que, finalmente, no alcanzó el número requerido. De hecho, se quedó por debajo del 10%, cuando el mínimo es el 25%.

Por otro lado, Uruguay ha comenzado este mismo año a vender marihuana estatal a través de farmacias. Miles de personas se inscribieron en un registro previo necesario para usarla de forma terapéutica (el máximo a adquirir son 40 gramos al mes). El proceso se ha considerado el más ambicioso del mundo, pero los bancos internacionales están ejerciendo presión, considerando que el dinero que proviene de la marihuana es ilegal y favorece prácticas como el lavado de dinero.

Sus parajes naturales son sorprendentes

Uruguay cuenta con numerosos atractivos para, al menos, contemplar una ruta turística por su territorio. Algunas conforman zonas cotizadas para la venta en Uruguay, para quienes estén pensando en comprar una casa.

Encuadrada entre los gigantes Brasil y Argentina, el país suele pasar desapercibido o, al menos, no aparece en los escaparates de las agencias de viajes. Pero quien no vaya se pierde conocer Montevideo, la capital, con su ambiente playero y ecléctico, con una vibrante vida nocturna.

Tampoco verá el Cabo Polonio, considerado uno de los parajes naturales más bellos del país, con sus dunas gigantes o su gran colonia de lobos marinos. Ni el casco histórico de Colonia, declarado Patrimonio de la Humanidad. Ni tendrá ocasión de vivir el ambiente exclusivo de Punta del Este, uno de los balnearios más cotizados de Latinoamérica.

De la pluriculturalidad de Uruguay, por otra parte, se puede ser testigo en eventos destacados como su famoso Carnaval. Además, comerse un buen asado (es el mayor productor de carne del mundo) y beber mate son otras cosas que hacer en Urugay, que tiene una gastronomía típica digna de cinco estrellas, cargada de matices y mezclas.

Invertir en Uruguay, la otra opción

Si no vivir, la buena situación del país invita, por lo menos, a invertir en Uruguay, siendo el real estate un mercado en crecimiento.

La organización para la promoción de inversiones y exportaciones, Uruguay XXI, considera que el sector inmobiliario en uruguay “goza de una sólida confianza por parte de los inversores nacionales y extranjeros”. Fue, durante la última década, el segundo país receptor de Inversión Extranjera Directa en relación al PIB, 5,3%.

Sus hogares han experimentado un fuerte crecimiento, un fenómeno que, señala Uruguay XXI, tiene que ver con la inmigración, que ha dinamizado el mercado de alquileres. Además, considera que los precios para la compraventa resultan rentables.

Comentarios