Compartir

Los seguros de baja laboral son un tipo de seguro a través del cual vamos a poder obtener un subsidio diario que irá desde los 6 € hasta los 400 €, consiguiendo de esta forma comenzar la reducción de ingresos que tienen lugar durante los períodos en los que nos encontramos de baja por incapacidad laboral. Este tipo de seguro cuenta con muchas ventajas las cuales vamos a detallar a continuación.

Qué son los seguros de baja laboral

Como podemos ver en debajalaboral.es, los seguros de baja laboral nos ofrecen un montón de ventajas fantásticas con las que vamos a poder estar mucho más seguros ya que, en el caso de que se produzca algún tipo de incidencia que nos lleve a estar de baja, tendremos a nuestra disposición unos ingresos adicionales que nos permitirán poder esquivar cualquier tipo de mala racha que se nos presente.

Como decíamos, básicamente se va a tratar de un seguro que compensará la bajada de ingresos que tenemos en los momentos en los que nos encontramos de baja por incapacidad temporal, y en este sentido hay que tener en cuenta que este tipo de seguro puede ser contratado tanto por trabajadores por cuenta propia como por trabajadores por cuenta ajena.

Ya sea por enfermedad o por accidente, en ocasiones podemos ver que nuestros ingresos se reducen debido a cualquier imprevisto que haya surgido, lo cual, sobre todo si hablamos de una baja de varias semanas, puede poner en serio compromiso nuestro presupuesto para llegar a final de mes.

Gracias a estos seguros, a partir de ahora ya no nos vamos a tener que preocupar en este sentido, de manera que por una parte obtendremos el ingreso a través del seguro, y por otra, si corresponde, también obtendremos el importe que se percibe a través de la Seguridad Social.

Algunas particularidades de contratar un seguro de baja laboral

Hay que tener en cuenta que, a la hora de contratar un seguro de baja laboral, vamos a tener a nuestra disposición un montón de alternativas diferentes entre las que elegir, pudiendo optar por distintas coberturas, así como deberemos considerar también las carencias, franquicias y exclusiones.

En primer lugar, un seguro de baja laboral básicamente nos va a servir para cubrirnos en esos momentos en los que se ha producido un incidente, pero eso sí, debemos tener muy claro y analizar bien lo que nos va a cubrir realmente este seguro, es decir, las coberturas y si existe algún tipo de letra pequeña.

Por ejemplo, a través de este seguro vamos a poder obtener un subsidio diario por accidentes y enfermedades, pero hay que tener en cuenta que algunas coberturas nos pueden añadir otras garantías como por ejemplo en caso de hospitalización, invalidez o fallecimiento.

En el caso de haber hospitalización, podremos obtener una indemnización diaria adicional a la prestación principal, mientras que por invalidez permanente absoluta, también podremos obtener otra cantidad extra que será la que se haya indicado en las condiciones concretas de nuestra póliza.

Finalmente tenemos la cobertura por fallecimiento, en cuyo caso se deberá nombrar a un beneficiario que recibirá la cantidad que se haya estipulado en el momento del contrato.

Estas son algunas de las principales coberturas, pero también debemos tener en cuenta las exclusiones de cada uno de los seguros, como por ejemplo el hecho de que el accidente se haya producido por adicciones o por imprudencias temerarias, porque tenga que ver con enfermedades o lesiones previas, etcétera.

En cualquier caso, nuestra recomendación es que, en el momento en el que tengáis toda la información acerca de los distintos seguros, realicéis una comparativa adecuada que nos permita conocer cada detalle y particularidades de cada uno de ellos, adecuando de esta forma los casos en los que efectivamente nos va a cubrir y si existe alguno por el que nos podamos quedar fuera sin indemnización o sin el subsidio establecido.