Compartir

Todos conocemos los populares Street Food, una serie de puestos callejeros de comida donde podemos saciar nuestra hambre por un módico precio. En http://blog.edreams.es/emotion/street-food/ vamos a tener la oportunidad de conocer algunas de las variedades y opciones más interesantes que tenemos a nuestra disposición en ciudades como Bangkok, Nueva York, Nápoles y Singapur, pero vamos a hacer un breve recorrido por nuestra parte para poder estudiar algunas de las opciones más destacadas.

Lo cierto es que, con el paso de los años, este tipo de alternativa ha ido proliferando en muchos países, abasteciendo de esta forma tanto a los autóctonos como a los turistas, que reciben con una sonrisa esta interesante alternativa que cada vez nos ofrece muchas más opciones interesantes.

Qué son los Street Food y cómo atraen el turismo

Básicamente, los Street Food son puestos de comida que se colocan en la calle ya sea con un puesto fijo desmontable que retiran cada día, o incluso un puesto móvil a modo de carrito con el que se van desplazando por distintas calles.

Lo cierto es que en cada país donde se instalan, existen unas costumbres diferentes de manera que tenemos la oportunidad de disfrutar de algunas alternativas más asombrosas que vale la pena conocer, todas ellas bien coronadas con la gastronomía típica tanto del país propio como de otros diferentes.

Uno de los grandes ejemplos en este sentido es Nueva York, en el cual podemos encontrar multitud de delicias de países como Grecia, México y la India, lo cual abre mucho el campo de posibilidades tanto para autóctonos como para turistas que quieren saciar su hambre y probar una forma diferente de recargar las pilas.

 

Algunas de las alternativas más originales y atrevidas de los puestos de comida

Lo mejor de este sistema es que estamos ante una opción que llama mucho la atención por permitir alimentarse con platos ricos pero de una forma muy rápida, es decir, en cualquier momento en el que nos empiece a picar el gusanillo, podremos acercarnos a uno de estos puestos y saciar nuestra hambre con productos de calidad y a un precio verdaderamente sorprendente.

Evidentemente, dependiendo del país los precios pueden llegar a variar considerablemente, pero para que os hagáis una idea, siempre van a ser más económicos que comer en restaurantes de la zona, sobre todo cuando los puestos se encuentran en calles que tienen una mayor fama.

En cuanto a las alternativas más originales que no debemos dejar pasar, dependiendo del lugar hay algunas opciones como los helados, frutas exóticas, perritos calientes, etc. que básicamente son las tradicionales y que suelen tener una mayor aceptación, pero por supuesto nuestra intención es viajar para poder conocer otras alternativas que sean más llamativas y diferentes a lo que solemos consumir en el día a día, y en este sentido tenemos algunas alternativas como por supuesto la serpiente, una opción interesante y en cierto modo atrevida, aunque no es de las que más se resisten a los turistas.

En ese sentido, los insectos sería quizás la comida para la que menos nos atrevemos a la hora de comer en puestos de comida o Street Food, pero no es necesario tampoco un sacrificio en este sentido, sino que hay que tener en cuenta que son tantas las opciones que tenemos a nuestra disposición que es difícil no encontrar algo que nos guste, como por ejemplo, en Bangkok tendríamos carne o pescado a la parrilla, la ensalada sao tam, y para terminar por ejemplo un khao niew ma muang, mientras que en Nueva York podríamos disfrutar de unos tacos, helados, crepes, falafel, dumplings, etcétera.

Si nos vamos a Nápoles, encontraremos una comida más mediterránea que va desde la pasta hasta la pizza, y por supuesto un buen graffe para culminar, y en Singapur tendremos también muchas opciones que van desde el pollo con arroz hasta los cangrejos al chile, las tostadas de kaya y la popular tarta de zanahorias conocida como chai tao kway.

loading...