Compartir

La gota es un problema mucho más generalizado de lo que pensamos, y es que son muchas las personas que se pueden ver afectadas en determinados momentos de su vida por esta variedad de artritis que, en caso de no controlarla, puede llegar a empeorar mucho nuestra calidad de vida. Nuestro objetivo va a ser conocer mejor el problema para poder prevenirlo y actuar de la forma más eficiente en el caso de que se produzca, recurriendo a los remedios caseros para la gota que actuarán a modo preventivo así como a modo curativo con el objetivo de paliar los síntomas negativos que produce este problema.

Qué es la gota

La gota básicamente es artritis, pero nos cualquier tipo de artritis, sino una forma muy habitual, es decir, se desarrollen una gran cantidad de personas, pero tiene la característica de ser más dolorosa y mucho más localizada, ya que se presenta exclusivamente en la zona de las articulaciones.

Se puede reconocer la gota debido a que presenta algunos síntomas y características muy específicos que es rigidez en la zona de las articulaciones afectadas, enrojecimiento, hinchazón, calor y un dolor considerable.

Cabe destacar que la gota se produce por la acumulación de ácido úrico en la sangre. Hay que tener en cuenta que el ácido úrico proviene de las purinas, las cuales se encuentran en los tejidos de nuestro cuerpo y en muchos alimentos, y por norma general lo que ocurre es que este ácido se disuelve en la sangre, pasa los riñones y finalmente sale del cuerpo convertido en orina. Sin embargo, en los casos en los que hay gota lo que ocurre es que el ácido úrico comienza a acumularse en forma de cristales con apariencia de aguja en las articulaciones, con lo que evidentemente se puede convertir en algo verdaderamente doloroso.

La primera vez que nos da un ataque de gota, generalmente tiene lugar en el dedo gordo del pie, y lo habitual es que se trate de un ataque que dura muy poco tiempo y el siguiente ocurre bastante a posteriori, pero poco a poco estos ataques se van sucediendo con mayor frecuencia e intensidad, además de que pueden ir pasando a otras articulaciones diferentes como los dedos, los codos, muñecas, rodillas, tobillos y talones.

Los factores que aumentan el riesgo de padecer gota

En cuanto a los factores que aumentan el riesgo de padecer gota tenemos el hecho de contar con antecedentes familiares. Es decir, se trata de un problema que en cierto modo se hereda, pero hay que tener en cuenta que no es algo que necesariamente nos vaya ocurrir si tenemos antecedentes que hayan pasado por esto, sino que, si además favorecemos su aparición con los factores que vamos a denominar a continuación, nuestra probabilidad de padecerla será mucho mayor.

Estos factores son el hecho de ser hombre, ya que afectan más al sexo masculino que al femenino, el tener sobrepeso es otro de los factores que más influyen, así como comer alimentos que sean ricos en purinas como hígados, guisantes, anchoas, etc., y por supuesto el consumo excesivo de alcohol también va a afectar muy negativamente en este sentido.

Remedios caseros que mejoran el estado de la gota

En cualquier caso es importante que, en el caso de que se produzca un ataque de gota, contactemos directamente con nuestro médico de confianza, pero debemos recordar que abrirle del artículo os hemos puesto un enlace a una serie de remedios caseros muy efectivos con los que vais a poder, por una parte, prevenir que se produzcan los ataques, y por otra, también es la mejor forma de hacer que sean más suaves y tengan una duración más corta.

Por esa razón, es importante que tengáis en cuenta todas estas perspectivas, ya que a través de ellas vais a conseguir mejorar vuestra calidad de vida y disfrutar de un día a día sin dolor.

loading...