Economía

Alternativas para pagar el mejor precio por la ITV en Madrid

febrero 19, 2018
Israel Guerra

author:

Alternativas para pagar el mejor precio por la ITV en Madrid

En la Comunidad de Madrid, las tarifas para realizar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) están liberalizadas, por lo que cada ente certificador tiene un precio distinto. Con este tipo de mantenimiento legal preventivo se certifica que el vehículo cumple con las normas de seguridad para mantenerse en circulación.

La inspección también sirve para verificar el cumplimiento de las emisiones contaminantes correspondientes a la unidad de transporte.

Al existir múltiples alternativas y diferentes precios, se ha hecho necesaria la recopilación de información sobre todas las estaciones ITV que hay disponibles en Madrid. Cada una aplica la tarifa que considera más adecuada, sin estar definida por un mínimo o máximo establecido con anterioridad.

En portales como itvcitaprevia.es, un sitio web con toda la información relacionada con la inspección técnica, han dispuesto estaciones con atractivas tarifas en Alcobendas, Leganés, Las Rozas, Vallecas, Majadahonda, Alcorcón y Coslada. Se puede ampliar la información aquí: precio ITV Madrid.

Si el conductor decide realizar la ITV barata en Madrid, puede verificar en el portal la tarifa norma. Si la compra, obtendrá un importante porcentaje de descuento. Las ITV Madrid en ofertas pueden alcanzar hasta el 51% de rebaja respecto al precio original, lo que hace que esta promoción sea una de las más accesibles para los usuarios.

La opción se puede obtener al comprar por adelantado con o sin cita previa, según informan los especialistas.

Cita previa

El portal también facilita el trámite para solicitar una cita previa en cualquier estación de España. Además, cuenta con una sección de soporte en la que un grupo de expertos aclara las dudas de los usuarios.

Al acceder a cada estación mediante el portal, el internauta también puede verificar las opiniones de otros usuarios, así como las calificaciones otorgadas una vez que se ha realizado el servicio.

Cada una contiene información de interés, como el número telefónico, su ubicación y horario de atención al público. Por lo general, para poder pasar la inspección periódica, el usuario necesita presentar en la ventanilla varios documentos, entre los que se encuentran: permiso de circulación, tarjeta ITV del vehículo y recibo del seguro.

Al presentar la documentación necesaria y pagar la tarifa correspondiente, el conductor debe dirigirse a la línea de inspección con el vehículo y seguir las instrucciones del inspector. Al finalizar, hay que esperar el resultado, el informe y la comunicación de la fecha en la que deberá volver a revisión.

En el caso de salir favorecido, se devolverá la documentación sellada junto con las pegatinas que deben ser colocadas en un sitio visible del vehículo, normalmente en la parte superior derecha del parabrisas. Si el resultado de la ITV es desfavorable, los defectos encontrados deberán solucionarse y llevar de nuevo el vehículo al mismo centro de inspección.

El descuento es válido para ciclomotores, motocicletas y turismos que funcionen con gasolina o diésel. La cita para realizar la ITV puede solicitarse a través de Internet o mediante una llamada telefónica.

Una de las secciones más consultadas en el portal por los usuarios es la que tiene que ver con las opiniones que han dejado otros conductores. Las personas pueden dejar su punto de vista en cuanto al trato recibido y a las indicaciones del inspector.

Periodicidad mínima

Hay legislaciones en diferentes partes del mundo en las que las inspecciones de este tipo son obligatorias para que los vehículos puedan ser matriculados, o para renovar la licencia. El visto bueno del coche se certifica a través de un documento emitido por el ente que ha realizado la inspección.

En España, según las leyes que rigen el tema, existe una periodicidad mínima por la que los vehículos deben ser inspeccionados. En el caso de los vehículos de turismo de uso privado, la primera revisión debe efectuarse una vez transcurridos los 4 años a partir de la fecha de matriculación.

Después, el proceso debe repetirse cada 2 años hasta que se cumplan 10; a partir de entonces, el trámite deberá efectuarse anualmente. Si se trata de furgonetas, la periodicidad se dobla, lo que significa que la primera revisión deberá ejecutarse a los 2 años, y luego cada 2 años hasta que se cumplan los 6.

A continuación, pasará a realizarse cada año hasta los 10 años. Una vez transcurrido este tiempo, la inspección tendrá que aplicarse cada 6 meses.

Hay casos especiales. Si un vehículo sufre un accidente grave y es posible que se encuentre comprometida alguna pieza clave de seguridad, la unidad puede ser obligada a una inspección.

Los defectos son categorizados por los inspectores como leves, graves o muy graves. La seguridad vehicular es un tema que debe tratarse con prioridad, ya que involucra la vida de personas que conducen y comparten la vía para llegar a su destino.

Comentarios