Compartir

Simplificar los procesos es uno de los pilares de la tecnología digital, es por eso que el mundo moderno se ha transformado hasta niveles nunca antes vistos. Durante las últimas décadas, se ha presenciado un salto del formato analógico al digital que ha derivado en importantes avances en la transmisión y el almacenamiento de datos.

La propia industria se ha encargado de empujar la evolución tecnológica con productos de mayor capacidad para procesar información.

Hoy en día, existen diferentes productos en el mercado que abandonaron su origen analógico para adoptar un formato digital, lo que ha proporcionado mayores posibilidades y flexibilidad.

Un ejemplo de este panorama disruptivo lo representan las cámaras fotográficas. Atrás quedaron los años en los que se debía revelar un rollo de película para reproducir las imágenes.

Actualmente, los sensores de las cámaras más avanzadas capturan el más mínimo detalle. El resultado ha sido que casi cualquier dispositivo electrónico viene equipado con una cámara digital.

Innovar para crecer

Igual ha ocurrido con numerosos productos: desde los antiguos reproductores de vídeo VHS hasta los modernos discos Blu-ray, o con los teléfonos móviles inteligentes, que han dejado en el olvido los primeros modelos tipo “bloque”.

Hasta hace algunos años nadie hubiese imaginado que los teléfonos tendrían la capacidad de conectarse con satélites, efectuar transmisiones en directo desde cualquier lugar o incluso tener mayor capacidad de procesamiento que las primeras naves que llevaron el hombre a la Luna.

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS) también se ha transformado en una herramienta indispensable para numerosas actividades humanas, como la aeronáutica, la movilización de embarcaciones o determinar la ubicación de cualquier tipo de vehículo.

Casi cualquier cosa se puede rastrear mediante GPS. De hecho, según nos cuentan de comorastrearuncelular.net, una página que ofrece información sobre cómo encontrar un dispositivo de este tipo, explican que localizar móviles puede realizarse de forma rápida y fácil empleando sistemas gratis que están disponibles en Internet.

En todo este panorama de cambios y evolución hay que añadir el impacto de la globalización de la economía. El proceso ha permitido que los avances se difundan hasta todos los rincones en tiempo real.

Actualmente, se podría decir que casi no hay un nicho de la industria internacional que esté fuera del alcance de la innovación tecnológica.

Las empresas han entendido con el transcurso de los años que no adaptarse a los cambios es morir lentamente. Es por ello que miles de corporaciones cuentan con departamentos de innovación y desarrollo. La idea es buscar la forma de aplicar los avances de la tecnología en los procesos de producción.

Quedarse a la deriva y esperar a ver qué ocurre no debe ser una opción, ya que se corre el riesgo de desaparecer. Los empresarios tienen la responsabilidad de cambiar al mismo tiempo que los tiempos que corren.

El efecto nostalgia

Debido a que casi todos los productos se han ajustado a los nuevos tiempos y a que la gran mayoría se elaboran en líneas de ensamblaje por máquinas inteligentes, existe un porcentaje de usuarios, mayores de 35 años, que ha mostrado nostalgia por los productos del pasado.

Así ha ocurrido, por ejemplo, con consolas de videojuegos que los fabricantes han decidido volver a comercializar, o con los antiguos tocadiscos, que han provocado un renovado interés por los aficionados de los discos de vinilo y las nuevas generaciones que los han descubierto.

Incluso la música en formato tipo cassette ha visto incrementar su producción en los Estados Unidos. En muchos casos, las empresas han decidido volver a elaborar sus productos para atender esta demanda, que muestra lo que se conoce como el efecto nostalgia.

Los tocadiscos, también conocidos como giradiscos, fueron durante décadas el principal método para la reproducción de música. Sus defensores afirman que el sonido que emite es más real que el sonido de los discos compactos.

Hay portales en Internet, como compraswow.com, en los que se pueden adquirir los Tocadiscos antiguos, que ahora se fabrican en diferentes modelos y colores como una forma de adaptarse a los nuevos tiempos que corren.

Su llegada al mercado después de 1925 sirvió para reemplazar los antiguos gramófonos, que también tenían la capacidad de reproducir discos, aunque con una calidad de sonido muy inferior.

Lo cierto es que la transformación que ha traído el universo digital ha conseguido reconfigurar la forma de consumir información, el entretenimiento y hasta la manera de trabajar. Gracias a Internet, las labores de una misma empresa pueden ejecutarse a la vez en diferentes partes del mundo.

Se trata de una de las mayores ventajas que ha dejado la conectividad, y que ha favorecido principalmente al usuario final. Los cambios seguirán produciéndose a una escala exponencial, por lo que hay que prestar atención a las nuevas tendencias.

Israel Guerra
Escritor profesional, autor de novela, cuentos y relatos, algunos premiados. Columnista en diversos medios. Creador de contenidos, redactor y copywriter.