Sociedad

Los 4 elementos de los signos zodiacales: agua, fuego, tierra y aire

16 marzo, 2018

Los 4 elementos de los signos zodiacales: agua, fuego, tierra y aire

La palabra “zodiaco” procede de la griega “zoon”, que significa “animal”, aunque también alude a la denominación griega “zoodiakos”, que quiere decir literalmente “rueda de los animales”. No es de extrañar, por tanto, que la mayoría de los 12 signos zodiacales atiendan al nombre de animales.

 

Cada uno de estos 12 signos posee una serie de rasgos únicos. Se caracterizan por dotar de diferentes fortalezas y debilidades a las personas que se asocian con ellos por su nacimiento. A partir de aquí, la astrología toma como base una serie de condicionantes para conocer un poco más las características de las personas y así poder ofrecer un horóscopo mensual.

 

Dicha base puede situarse en el análisis de las imágenes del cielo, la posición de los planetas en el momento del nacimiento de una persona, etc. Son herramientas que emplea la astrología a partir de los signos zodiacales para acercarse a las preferencias, defectos y virtudes de las personas en general.

Los 4 elementos de los signos zodiacales

Los signos zodiacales se alinean bajo cuatro elementos de la tierra:

 

  • Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis

 

  • Fuego: Aries, Leo y Sagitario

 

  • Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio

 

  • Aire: Géminis, Libra y Acuario

 

Estos elementos representan el tipo de energía primordial que actúa en cada una de las personas asociadas con el signo zodiacal correspondiente. Sin ir más lejos, son los elementos que actuarán en los rasgos básicos del carácter, las emociones, el comportamiento o la forma de pensar de cada uno y que permitirán interpretar el horóscopo.

Signos de Agua

Las personas que se hallan bajo este elemento (Cáncer, Escorpio y Piscis) se caracterizan por ser muy emocionales, sensibles, intuitivas y misteriosas. Se asocian con una fantástica memoria y son amantes de las conversaciones profundas. A pesar de su carácter íntimo, suelen estar siempre dispuestos a ayudar a las personas más cercanas a su entorno.

 

De ahí que se consideren personas muy familiares y sentimentales. Hasta el punto de estar considerados los románticos del zodiaco. Este carácter hace que sean propensos a los altibajos emocionales. Llegando hasta el punto de padecer episodios depresivos al no saber encajar las situaciones o no encontrar soluciones a algunos problemas.

Signos de Fuego

Tal y como se podía esperar, los que se integran en este elemento (Aries, Leo y Sagitario) son personas muy pasionales y con gran temperamento. Suelen ser personas de grandes extremos, ya que se encrespan fácilmente, pero al mismo tiempo pueden perdonar muy rápido. Fuertes físicamente, poseen una gran energía y son inteligentes, creativos e idealistas.

 

En general son mandones, impulsivos, activos y orgullosos. Desean ser siempre los primeros en todo aquello que se proponen, de ahí que posean un enorme empuje y una gran autodeterminación. Si bien hay quienes envidian su seguridad interior, lo cierto es que no resulta demasiado positivo dejarse llevar por los impulsos.

Signos de Tierra

Las personas de este signo (Tauro, Virgo y Capricornio) son conservadores y realistas con todo aquello que les rodea. No obstante, también presentan un carácter emocional, aunque siempre con un talante práctico, leal y estable. A pesar de que son amantes del lujo y los bienes materiales, son un magnífico apoyo en los momentos difíciles.

 

Estas personas necesitan obtener resultados concretos, de ahí que no se cansen de analizar en su vida cada una de las situaciones. Por regla general, son ambiciosos y trabajadores, aunque también precavidos y reales. Como su nombre indica, están siempre pisando la tierra y no se andan por las nubes.

Signos de Aire

Los pertenecientes a este cuarto elementos (Géminis, Libra y Acuario) tienen grandes dotes comunicativas y consiguen relacionarse fácilmente con las personas. Por esta razón, son amistosos, afables y de buena conversación. Les encantan las reuniones en grupo y suelen tomar la palabra para dar consejos. En cambio, en la mayoría de los casos son bastante superficiales.

 

Sí es cierto que les gusta relacionarse con la gente inteligente, pero en absoluto con los “listillos”. El hecho de relacionarse con los demás les lleva a odiar la soledad, hasta el punto de que apenas prestan atención a ellos mismos. Buscan siempre el contacto con los demás para expresar sus emociones, ya sea de palabra, con la mirada o mediante gestos.

 

Estos cuatro elementos representan, por tanto, la forma que cada uno tiene de percibir el mundo y al resto de personas. Unos elementos que pueden relacionarse perfectamente entre sí y que presentan vínculos que los asocian. Aunque siempre predomina alguno sobre el otro en toda relación.

 

En definitiva, la astrología se encarga de enfocar la energía de los elementos de los signos zodiacales en aspectos positivos. En cierta manera, se trata de ayudar a entender mejor los rasgos positivos de cada uno al ver el horóscopo del día y poder actuar frente a los negativos que irán saliendo al paso a lo largo de la vida.

 

Comentarios