Sociedad

Milton Square, cómo se hace hueco una tienda de relojes

23/03/2018
Foto del avatar

author:

Milton Square, cómo se hace hueco una tienda de relojes

No es fácil hacerse un hueco en el mercado de la moda y los accesorios, incluyendo los relojes. Ya hay otras marcas con mucha trayectoria a sus espaldas, mucho para gastar en marketing y una legión de público fiel que se identifica con los valores de la marca. Para que una marca o una tienda nueva cuente con su público y tenga opciones de venta, debe tener visibilidad. Y no es fácil acaparar atención entre tanta competencia.

Entre todas esas tiendas deseosas de ganarse la confianza de los usuarios está Milton Square. Sus promotores explican que tiene un recorrido de hace más de dos años y que procede de Estados Unidos. Sus modelos se pueden encontrar en https://www.miltonsquare.com/, y juntar los modelos Milton Square con opiniones de los mismos usuarios, una de sus principales bazas. “Milton Square fiable”, es al binomio que aspiran en cuando a impresiones de consumidores.

La gran apuesta de Milton Square

La tienda de relojes intenta acaparar la atención de los consumidores con una web llena de fotos de calidad en la que recoge los modelos, divididos en sus correspondientes colecciones. Sus básicos, Main Watches, son relojes clásicos de vestir, con la clásica caja fina de metal dorado o plateado y correas de cuero en diferentes colores: negro, rosa pastel, marrón, gris, beige o naranja. O con correas metálicas en negro, dorado, plateado o bronce.

En la misma línea se mueven los modelos de las colecciones Spring y Jackson, mientras Marble & Boston conserva la estética en la caja o en la pulsera con una destacada variación: la esfera, un fondo blanco o negro con vetas o manchas en colores blancos, negros o verdosos, que se asemejan a las de mármol cuando se mezcla con otras sustancias, para ofrecer el resultados que estamos acostumbrados a ver en suelos y otras superficies.

Así pues, Milton Square quiere llegar al gran público tirando los clásicos, los relojes que no pasan de moda, que pueden gustarle a él o a ella y que se pueden llevar fácilmente con cualquier atuendo. Su apuesta son los modelos sencillos, neutros, versátiles, que se adaptan a todo los gustos.

Pero, echando un vistazo a la web, no es eso lo que llama la atención. La principal carta que juega Milton Square a la hora de hacerse un hueco entre los usuarios es la del precio. En la categoría Main Watches, ninguno de los modelos lleva asociado un precio, sino que lo que paga el comprador son exclusivamente gastos de envío.

Un modelo como el Rock Light Brown, por ejemplo, cuesta 0 euros, pero el envío de un único producto asciende a 9,75 euros, según la web. La oferta es escalable, porque por el envío de dos productos cobra 15,75 euros, mientras que 20,75, 25,75 ó 30,75 euros es lo que cuesta, respectivamente, el envío de 3, 4 ó 5 productos.

Milton Square encuentra así su perfil ideal de comprador en el que no necesita meditar mucho sus compras (los de “con este precio, ¿qué hay que pensar?”), que está siempre al acecho de nuevas gangas en Internet. Un contador de minutos para mostrar cuándo termina la oferta, el aviso de que quedan pocos modelos en stock y una caja desplegable que recoge el número de personas que han comprado el producto, intentan terminar de convencer a los que se muestren indecisos.

Conviene, eso sí, leer las opiniones de usuarios de Milton Square que ya han comprado en la web, para saber si es una tienda fiable.

El reloj, siempre un recurso

Es cierto que hay nichos que parecen ya demasiado explotados. Son accesorios básicos del día a día que ya tratan de ser vendidos por miles de marcas alrededor del mundo, pero eso también invita a verlo desde otra perspectiva: hay muchas marcas de relojes porque también mucha gente dispuesta a comprar un reloj. Es más, lo habitual es que, a lo largo de nuestra vida, acumulemos varios modelos, baratos o caros, buenos o malos.

La originalidad siempre es un recurso a explorar. En la medida en que se pueda sorprender al consumidor con una pieza tan pequeña, también se podrán ganar posiciones. El reloj de pulsera en forma de reloj de arena, el que emula a las coloridas piezas de Lego o los que sustituyen o quitan los números de la esfera por mil y un motivos diferentes, están entre los ejemplos.