Sociedad

Ventajas de sustituir la bañera por un plato de ducha de obra

28/03/2018
Foto del avatar

author:

Ventajas de sustituir la bañera por un plato de ducha de obra

La crisis económica ha propiciado la proliferación de viviendas más pequeñas. Unos inmuebles en los que el cuarto de baño, por ejemplo, es una de las estancias que ha visto más reducida sus dimensiones. Sin embargo, no por ello han perdido su encanto, ya que ha pasado de ser un espacio meramente funcional a adquirir un claro componente decorativo. Y todo ello gracias en parte a la sustitución de las viejas y tradicionales bañeras por platos de ducha.

Este elemento ha dotado de modernidad y ahorro del espacio a los cuartos de baño actuales. Pero no solo se ha ceñido a las viviendas más pequeñas, sino que también ha aparecido en los baños de mayores dimensiones. Sin ir más lejos, la colocación de platos de ducha es la actual tendencia en las reformas del baño. Hasta el punto de que estos han evolucionado en los últimos años adquiriendo nuevos sistemas: platos de ducha con hidromasaje, música, efecto lluvia, etc.

La aparición del plato de ducha ha propiciado que el baño se convierta en una estancia más eficiente y funcional. Gracias a la gran variedad de sus dimensiones, formas y estilos, los fabricantes de platos de ducha los han sabido adaptar perfectamente a cualquier baño. A todo esto se le añade el hecho de querer aprovechar el máximo espacio disponible. Algo que se consigue mucho más diseñando la reforma del baño con la colocación de un plato de ducha en sustitución de la bañera.

Principales ventajas de las duchas de obra

Las duchas de obra, por ejemplo, ofrecen una serie de ventajas. Aunque las más destacadas tienen que ver fundamentalmente con los aspectos decorativos y funcionales. Por un lado, al no depender de un elemento prefabricado (caso de las bañeras tradicionales), las duchas de obra se pueden personalizar al gusto de cada uno. Este elemento del baño ha evolucionado tanto que en la actualidad se pueden encontrar de múltiples formas y acabados. Tanto es así que el cliente, tal y como podemos ver en Nuovvo, puede diseñarla personalmente para que se adapte al tamaño y el espacio que disponga en su baño.

Al mismo tiempo, las duchas de obra presentan una gran variedad de acabados. Hay duchas fabricadas en cerámica, de resina o carga mineral, en piedra, acrílico, etc. Son también elementos que, al no disponer de ninguna barrera arquitectónica, facilitan el acceso a personas con movilidad reducida. A este respecto, se le pueden añadir otros accesorios para mejorar su funcjonalidad, tales como barras de apoyo, asideros, soportes y/o asientos.

Principales ventajas de los platos de ducha de obra

Los platos de ducha son muy fáciles de instalar, ya que al tratarse de un producto de fábrica su montaje será más cómodo y rápido. En este sentido, son elementos que optimizan muy bien el espacio, aprovechando si es necesario cualquier rincón del baño. La superficie que utilizan es menor que la de una bañera tradicional. Y todo ello dotando a la estancia de un aspecto mucho más moderno y decorativo.

Los platos de ducha presentan unos precios más competitivos que los de las duchas de obra. Un hecho que, tal y como explican desde Globo Sanitarios, se debe especialmente a la gran variedad existente en el mercado al tratarse de un producto de fábrica.

Eso sí, quizás no sean tan accesibles como las duchas de obra, ya que estas últimas están preparadas precisamente para ello. Sin embargo, pueden contar, si el usuario así lo requiere, de complementos para mejorar la accesibilidad: barras de apoyo, asideros, soportes, asientos, etc. Ni que decir tiene que son más funcionales y cómodas de utilizar para este tipo de personas que las bañeras.

Por otro lado, las duchas de obra son muy fáciles y sencillas de limpiar. Para ello no se necesita ningún tipo de producto especial. Algo similar sucede con su mantenimiento, que es cómodo y barato. Los platos de ducha de calidad proporcionan una larga vida útil en cualquier cuarto de baño.

Por último, hay que destacar que los platos de ducha de obra brindan una mayor sensación de amplitud en el baño. Un aspecto que se debe fundamentalmente al hecho de que no disponen de obstáculos visuales.

En conclusión, la tendencia actual en baños pasa por sustituir las bañeras por platos de ducha o duchas de obra. Estas últimas son opciones más modernas, cómodas y funcionales. E incluso, en el caso de los platos de ducha, se han convertido en la alternativa más económica. La versatilidad de estos elementos hace que en la actualidad cualquier baño pueda disponer de ellos. Así se conseguirá un toque más original en una de las estancias más importantes de cualquier vivienda.