Compartir

Rusia ordenó al Reino Unido recortar un total de 50 miembros del personal diplomático de su embajada en Moscú para tener un número idéntico de funcionarios al de la embajada rusa en Londres. Es otra muesca en la escalada de malas relaciones entre los dos países después de la acusación británica de que Rusia está detrás del ataque, con armas químicas, contra el ex espía ruso Sergei Skripal y su hija, que vivió durante años en el Reino Unido.

Esta semana, Moscú ha anunciado una serie de expulsiones de diplomáticos de 23 países que también habían expulsado representantes de Rusia.

El Gobierno de Moscú sigue pidiendo aclaraciones a Londres sobre las búsquedas hechas el viernes en el aeropuerto londinense de Heathrow, en un avión de Aeroflot, la compañía aérea rusa.

“Si no hay explicaciones, Rusia va a clasificar las acciones en nuestros aviones como ilegales y reservar el derecho de actuar de igual forma contra compañías de aviación británicas”, afirmaba Moscú en una declaración del Ministerio de Transportes ruso, que consideró el evento como “una provocación descarada”.

El ejecutivo de Londres respondió que se trató de una operación de seguridad rutinaria. “Es de rutina hacer búsquedas en aviones para proteger al Reino Unido del crimen organizado y de aquellos que tratan de traer al país sustancias peligrosas, como drogas, o armas de fuego”, dijo el secretario de Estado para la Seguridad Ben Wallace.

LaRepublica.es
Diario obrero y republicano fundado el 14 de Abril de 2006.